La Cúpula de Stephen King : un lujo.

Ya me he acabado “La Cúpula” de Stephen King ( trailer, aquí) y he tenido una de esas buenas experiencias de lectura que, cuando finalizan, te dejan con el vacío -de-libro.

Me costará encontrar un sustituto al mismo nivel porque , de verdad, King me ha transportado al interior de La Cúpula y creo que aún estoy recuperándome del trauma.  Obviando los matices “sobrenaturales” que son marca de la casa del autor, el libro gustará , también, a los que no han seguido nunca al Rey del Terror. Si se disfruta con lecturas de ritmo intrépido, trama vertiginosa y ataque directo a las emociones más básicas , entonces, la última novela de Stephen King es una muy buena opción. Buenísima. Acojonantemente buena.

Y creo que no puedo ser mucho más exhaustiva, porque me conozco y sé que al final puede hacer eso del spoiler. La historia, que Steven Spielberg ya ha adquirido ,  empieza así  :

Un tranquilo día de otoño la ciudad de Chester’s Mill queda inexplicable y repentinamente aislada del resto del mundo por un campo de fuerza invisible. Los aviones se estrellan y caen del cielo consumiéndose entre llamas, la gente corre sin rumbo por el pueblo vecino al verse separada de sus familias y los coches estallan al impactar contra el muro invisible. Nadie consigue comprender cuál es la naturaleza de la barrera, ni su procedencia, ni cómo ha llegado hasta allí, ni si algún día desaparecerá.

La Cúpula ha resultado ser un lujo. Y buscando por la red críticas al libro, se me ha hecho evidente que es un lujo en la extensión más amplia de la palabra.Cuesta unos 30€ , importe que se convierte en un extra importante para muchos lectores potenciales. Se buscará en bibliotecas, pasará de prestado de unos manos a otras y , como el que desea leer, puede leer gratis , encontrará la forma . Pero… eso no es lo mismo que comprarte el libro. Nuevecito. Olor a papel y tinta. Tiempo ilimitado. El conjunto de sensaciones que te da ese estreno es dificil de explicar … Todo un lujo.

Lo que he encontrado es mucha gente que quiere leerlo pero está a la espera de conseguirlo.

Así que, sin dejar nunca de leer ( eso, que no pare nunca) ,el mundo se va dividir entre los que pueden comprar un libro y los que no.Para evitar que eso pase , adherirse al movimiento BookCrossing es una buena opción. Yo ya lo he practicado en varias ocasiones, dejando libros en lugares públicos . Confieso que la primera vez, fue emocionante y estuve tentada de esperar para ver quien se cruzaba con mi libro…. Cuando La Cúpula haya acabado la ronda de prestamos, voy a hacer bookcrossing con este tocho de más de 1000 increíbles páginas. Que me perdone el Sr. King, igual ganará menos de Derechos de Autor pero, seguro, que ganará en numero de lectores.

Todo sea por una bookuena causa.

Bookcrossing Spain.



Paranoia retro.

Me persigue. Esa “cosa” que no sé definir que me va reubicando cronológicamente ( ¿De verdad ya no soy joven?) , me está acosando en estos últimos días.

Primero, descubro que Karate Kid es cincuentón. Después, en la televisión me programan “Pretty Woman” y “Dirty Dancing” y se me hace evidente que soy retro. Para más desgracia, la cancioncita del final de Dirty me persigue desde entonces…

Sin piedad y sin darme la tregua necesaria para recuperarme, me entero que Sabrina y Samantha Fox , hacen un duo ,versionando a Blondie. Ante mí, las tetas de finales de los 80, cuando aún no había tanta silicona ( ni tanta teta) y las imágenes ( Dios, ¡Qué antiguas!) de aquellos tiempos del siglo pasado.

Por esas fechas, tan lejanas, es cuando descubrí a Stephen King . Es otra de esas reminiscencias de la juventud que se me muestran en el día de hoy.  Empiezo su nuevo libro “La Cúpula” que yo hubiese titulado “El Cupulazo”: el libro más tiene 1.000 páginas y pesa un huevo. Además de leer, cuando me canso, lo cierro y lo utilizo de mancuerna para modelar los brazos para la operación bikini de este año …

El libro, del que estoy al 50%  y al que me he enganchado , me hace recordar It y lo mejor de King. El autor dice que la historia “esta ahí” hace 26 años y que es ahora cuando le ha podido dar forma.

La Cúpula, también procede de ese tiempo pasado…

Lo dicho : me persigue “esa cosa”

N. B : Y la canciocita, machacona, ella:

I’ve had the time of my life
No I never felt this way before
Yes I swear it’s the truth
And I owe it all to you
‘Cause I’ve had the time of my life
And I’ve searched through every open door
‘Til I found the truth
And I owe it all to you