Mis tomates valen un potosí (*)

tomates1

Lo que os explicaré, le otorga un valor inmenso a mi minúscula cosecha de tomates cherry.

Creo que serán los últimos (aunque nunca se sabe lo que pueden hacer estas matas rechonchas) y me ha gustado que estos últimos , valieran un potosí.(*)

Esta mañana, he ido a comprar un par de plantitas de albahaca, en un precioso macetero de mimbre . Tenía que hacer una visita. Mi madre tiene unos vecinos encantadores . Son un matrimonioque tienen dos hijos. Un telecos guapísimo y una chica de 36 años. Ella, es ciega. Desde los siete años y por las secuelas de un tumor cerebral. Vive con sus padres pero es una mujer muy independiente: gran nadadora ,deportista de élite, fisioterapeuta. Ha estado cuatro meses ingresada… Y volvió a casa en mi ausencia….Así que le he ido a dar un abrazo de bienvenida y le he llevado las dos plantas de albahaca, para que las toque y las huela. Además, ahuyentan los mosquitos.

tomaates2

Me ha impresionado su extrema delgadez, su cabeza rapada llena de heridas de guerra…pero…lo que más me ha impactado , ha sido su forma sencilla de afrontar la vida. Sencilla y llena de fuerza. Me ha hecho pequeña. Diminuta. Me ha empequeñecido a ese nivel en el que te preguntas : ¿De verdad, me puedo quejar yo de algo? Y ahí, ya os digo,  yo ya era microscópica…

Ella es vegetariana. Le he hablado de mi huerto y de mi futura cosecha de 15 o 16 cherrys. Ella me preguntaba, con interés, con curiosidad. Le he explicado que regaba con agua de lluvia, que sólo utilizaba productos ecológicos y que , sobre todo, le hablaba mucho. Largas charlas con los tomates,la rúcula, el perejil…De esas trascendentales, en las que quieres cambiar el mundo …Reíamos. Nos reíamos de mis pobres tomates. Reíamos… : – )

Le he dicho que esa “cosecha” , sería para ella. Y por la tarde, los he cogido, los he puesto en una mini cestita con un fondo de albahaca fresca y se los he llevado a casa. Para cenar.

Le ha hecho tanta ilusión que mis tomates , de repente, han convertido en un tesoro. Yo decía aquello de : ¡Por Dios, que sólo son un puñadito de cherrys! Pero me sentía absolutamente complacida al ver cómo los tocaba, los olía…encantada. Disfrutando a tope de ese momento.

Nunca pensé que esos cuatro tomatitos, de mi pobre huerto urbano, nimio y casi tamaño pulga, pudieran saberme tan, tan ricos. Tan plenos de lecciones de vida. De moralejas. De aprendizaje.

Ella no quiere que se encojan los corazones y, lo cierto, es que el corazón se expande ante su actitud frente a la vida.

Mis tomates, hoy, han sido la cena de alguien que vale un potosí. (*) Los ha transformado en “una riqueza extraordinaria”…

 

potosí1

 NB 1 : (*)potosí. Riqueza extraordinaria.

La ciudad de Potosí, (Bolivia), llegó a ser una de las más grandes y más ricas del mundo, gracias a sus centros mineros de estaño, zinc, plata, cobre y plomo. . Del Cerro Rico de Potosí , se extraía la plata con la que se acuñaban el 90 % de las monedas españolas.

La leyenda cuenta que, con la plata extraída de sus tierras, se podía construir un puente que atravesaría el Atlántico, uniendo Bolivia con España.

El nombre de Potosí proviene de la experiencia del  indio inca llamado Huayna Kapac. Oyó una voz atronadora en el cerro, hablándole en quechua. De ahí en adelante, el cerro pasó a llamarse Potojsi, que significa: “Truena, revienta, hace explosión”.

guindillazo

NB 2  (otros habitantes del huerto): Estoy dejando las guindillas en la mata ( ya son bombas mortíferas, seguro) esperando que se pongan rojas pero empiezo a pensar que esta  variedad no se pone “colorá”. De momento, las guindillas crecen  y ya  son guindillazos!!!

guindillazo3

Noticias desde el huerto.

huertomayo

Esta temporada empieza…acelerada. De repente, ya tengo un tomate cherry rojo, rojo ¿? , y un puñado de los verdes. Crecen como rechonchos y apretados.

tomatesverdesEn cualquier recoveco de la mini-mata, hay flores, tomatitos, tomatitos más grandes y, desde hoy, este imponente tomate rojo…

tomatefirst

No parecen ir para arriba. Estos de este año, se expanden a lo ancho.

Los berros, también va a velocidad de vértigo. Tanto, que una de las matas ha florecido! Eso es malo…Es una señal de que ya no está comestible. Las hojas amargarán pero… como ya está hecho, aquí tenéis unas flores de berro. En exclusiva…

berro1

La matita que queda, será sacrificada mañana, en una ensalada.

berro2

La Stevia y el Perejil, como siempre, se han adaptado perfectamente y están fuertes. Las utilizo mucho: el perejil ya siempre es fresco en casa y la stevia , forma parte de los zumos de frutas que cada mañana, hago con la batidora. Estos son los habitantes del huerto que más me aportan.

sstevia

perejil

La guindilla se ha dejado ver, tímidamente. Parece mentira que después se convierta en algo…picante.

guindilla

Los tomates y lechugas, de momento y en vista a la exigua y dramática cosecha del año pasado, están por ver. De momento, no están en mi lista de “verduras friendly”.

lechuga

En cambio…La rúcula de la temporada pasada...Aquella planta, crecía y crecía. Y cuantas más hojas sacaba, más hojas producía. La utilizamos en ensaladas y pizzas, repartí entre allegados…Fue todo un éxito pero… floreció y la rúcula se fue. Antes de sacrificarla, busqué información en Internet y encontré un hortelano que aconsejaba guardar las semillas.

semillasucula

Sin mucha fe, la verdad, antes de sacarla, me quedé con varias ramas, llenas de las vainas que, una vez secas, se abrían para dejar caer las semillas. Las envolví en papel de periódico y las colgué… He estado buscando rúcula en planta para plantar desde ya hace tiempo y , de momento, no he encontrado así que, me decidí a probar mis semillas.

Eso fue hace una semana…

rucula0

De momento, esto es todo desde este huerto.

Mantener la calma…

Keep calm and carry on ( mantener la calma y seguir adelante) es slogan que los británicos crearon para que la población civil, ante la amenaza de guerra, mantuviera la calma…El poster motivacional con este mensaje ( que se diseñó desde el Ministerio de Información Británico en el año 1939, al inicio de la II Guerra Mundial)se puso moda en el año 2000. Desde entonces, se utiliza en decoración y  personalización de todo tipo de cosas.

Después del fin de semana y ante la explosión de nuevas ramas y flores y tomatitos, he decidido que eso es lo que le debo pedir a mi huerto. “Calma, mucha calma” y, claro “que siga adelante”.  

La calma es necesaria, porque al ritmo que vamos, las ramas van invadir todo el espacio vital de …la humanidad. Al tiempo….

Empecé recogiendo un tomate y casi, casi, venerándolo. Después, cayeron siete.

En el día de hoy, en el que ya se precisaba de una recolección, me he apropiado de 27 tomates. Era un evento importante, así que me he ido a coger una cesta apropiada. Mi elección ha sido tachada de optimista y se me ha propuesto el cestillo mini en el que puse los siete tomates.

Como era de esperar, he utilizado la cesta Modelo “Optimista”…Reconozco que había exceso de optimismo.

Finalmente  he hecho caso a los tomates (que lo tenían muy claro )y he elegido el cestito “Ajústate a la realidad. En él, el tomate se desborda…Son muy , muy coquetos y esa es su perdición.

Tras la sesión y los mensajes de calma, ya he dejado ir mi lado oscuro…Me sabe mal decir ( que la verdad es que no) que en estos momentos estoy digiriendo veintisiete tomates cherry  que han pasado a ser la cena de esta noche : Bavette con tomatitos y albahaca . Todo del huerto. ; – )

Calma, calma…

Ha sido el amor…

La estrategia amorosa está triunfando…

¿Será verdad que el amor lo puede todo? ; – )

Tras el letrerito, los achuchones , las palabras cariñosas y la meditación en posición de loto( delante de los tomates), he conseguido la primera cosecha que excede de un ejemplar ( exactamente , hay siete tomates!).

El día, era uno de esos señalados. Comida familiar y yo… Yo me había puesto chula y había asegurado que hoy, comeríamos tomatitos de mi huerto. Ya tenía provisión en la nevera ( por si las moscas) pero no podía escaparme del momento “vamos a cogerlos de la mata”. Lo querían hacer en grupo…En plan , cortar la cinta de una inauguración…Así que me era imposible dar el cambiazo ( y menos con mi madre , pegada a mi espalda)…

Llega el Día T ( de Tomate) y salgo a recoger la prensa y miro de reojo el huerto. Muy de reojo.

Una mirada rápida y disimulada. De espía entrenado. He pensado que si me veían muy interesada , eran capaces de pasar de rojo a naranja sólo por fastidiar… Me ha tranquilizado ver que el rojo salpicaba el verde de fondo . Había unos cuantos.  Vale, mis invitados sólo podrían deleitarse con un cherry por cabeza pero nadie podría decir que no han comido tomate de mi huerto. Mi credibilidad podía quedar intacta.

Unas horas antes de este importante evento, he salido al huerto. He dado la bienvenida a las coles que me pasaron ayer . Son unas valientes…He tenido el típico cambio de impresiones con el perejil, que me ha comentado que está un poco bajito de nitrógeno y , finalmente, me he dirigido a los tomates que iban a ser sacrificados.

Siguiendo los últimos consejos que me han dado estos días, les he dorado la píldora: he alabado su apostura y ese tono rojo intenso. El aroma y su aspecto fuerte y tenso…Les he dicho que eran la alegría de mi huerta…Que los quería mostrar a mi familia (de lo orgullosa que estoy de ellos. ; – )

Y, entonces, contra todo pronóstico, me han dicho que tranquila, que ya les había llegado el momento de abandonar la mata…

Esta vez, el sabor mucho mejor, con predominancia del dulce. Bien!. Más crujientes que “el anterior” pero, siguen teniendo una piel muy, muy consistente que casi tiene vida propia aunque lo más importante de esta nota de cata, ha sido los buenos momentos asociados ( ya , para siempre) a la recolección. Instantes mágicos ( y muchas risas) que nos han regalado siete tomates cherry.

Yo creo que ha sido el amor… ; – )

Todo en : Mi huerto. Es un tumblr.

 

All you need is love.

Tras ser alertada por Cerán, del problema que puedo tener en el huerto, he decidido decantarme por una estrategia “Paz y Amor”.

Sí, los otros tomates vieron cómo me hacía con el primero y, claro, la venganza ya está cantada.

Voy a intentar derrochar amor a raudales para que los tomatitos se confíen. Ellos no saben que los seres humanos tenemos una cierta incapacidad de cambio. Nos cuesta. Les parecerá que estoy cariñosa pero, por dentro, estaré pensando en mis fantásticas tijeras de poda…

Es posible que , al final, les coja cariño. Ya se verá.

De momento, les he decorado el huerto, les he puesto la canción de marras ( una vez la oyes, te guste o no, la canturreas en bucle aunque sólo sea el estribillo) y he alabado su variedad de matices y colores.

Les he dicho que eran tomates fashion... ; – )

 

Menos uno, que me ha mirado mal, el resto se lo han tragado.

Ah! La canción.

All you need is love

Tengo un tomate…

 

Primera victoria. ; – )

Tengo mi primer tomate maduro!!!!

De ruborizado ha pasado a rojo intenso. No sé que piensan los tomates sobre el camuflaje en territorio hostil, pero está claro que este tomate no estuvo ese día en clase.

Mientras el resto va siguiendo un ritmo verde bastante uniforme, este tomate ha decidido vestirse con sus mejores galas y decirme: “Aquí estoy yo”.

Mira por donde, el tomate me ha salido vanidoso pero…admito que ser el primero tiene su mérito y más,  después del ataque del culo negro y todas mis batallitas.

Le he hecho una foto conmemorativa. Casi me ha obligado pero, en este caso, creo que es justo reconocerle su valentía y su primer puesto en este Tour (Lleva un maillot rojo ; – )) así que no me he hecho la difícil y he realizado un reportaje fotográfico para la posteridad.

Y es que mañana, me lo voy a comer. Y con festejos…Antes, por eso, le enseñaré la foto…

NB : La evolución de este huerto loco , desde el primer día, en Mi Huerto.

Hoy ha nevado…

En mis sueños, claro…

Hoy, se ha producido la madre de todos los ataques : El del calcio.

Esta mañana, me he hecho con un paquete de leche entera en polvo y a la hora del riego, me he dedicado a rociar la tierra con la leche pulverizada. Espero que no me hayan visto los vecinos…Ya con esta segunda dosis de calcio ( hace dos días, lo regué con leche) , voy a cruzar los dedos para que la estrategia del culo negro ya esté absolutamente neutralizada.

El “momento leche” ha sido raro. Y, después, al regar, un aroma ( a leche rara, también) ha desvirtuado mi habitual momento de relax…Al final, cuando la tierra ha absorbido todo el exceso, el huerto ha recuperado su aspecto normal.

Tengo la sensación que los cherry se están rindiendo a mi perseverancia ( y brillante estrategia planificadora)y en pocos días, los tendré comiendo de mi mano… O, comiéndomelos de mi mano…Según como se mire ; – )

De momento, uno de ellos, se ha ruborizado al verme llegar con la leche en polvo en la mano. Tengo la esperanza que de ese tenue rubor pase a un rojo-colorao intenso  ( eso ya será pasión). Y me lo comeré…

Además del ruborizado he descubierto que hay un tomate raro. No es redondito y no se parece a los otros habitantes del huerto…

De momento, no me ha dirigido la palabra ( y mira que le he interrogado con fervor) y no sé si está marginado ( y entonces puedo intentar que se pase a mi bando) o sólo es una de esas etapas tontas de la adolescencia de los tomates…

 

Noticias desde el huerto.

Esta semana me fui al garden donde compré mi huerto urbano, con mi iPad llenito de fotos del huerto. Necesitaba ayuda urgente, ya que los cherry, revolucionados, están tirando para arriba y las ramas están llenas de ramas que los doblan y los hacen adoptar formas extrañas.

Solución: más poda de ramas para salvar la producción. He contado (aproximadamente) los proyectitos de tomates que hay ahora y estimo que se podrían recolectar unos 70( contar por Kg, sería una utopía …). Todo eso, si pasan de verdes a rojos y si en el proceso, no pasa nada ( que pasará…; – ) )

Con esta información, hago una incursión sorpresa en el huerto. Además de las súper-tijeras, llevo conmigo más cañas y un esparadrapo especial para plantas ( resulta que les estaba seccionando el tallo con el alambre verde ). Como era de esperar, me abuchean. Oigo la algarabía  pero hago oídos sordos. No voy a tomarme en serio lo que me dicen una pandilla de tomates histéricos. De repente, se hace el silencio y uno de ellos, se identifica como el líder.

¿Líder? Lo observo con atención: es el más gordito y grandote de todos los tomates. Me habla en nombre de los Diseminados, de los Amontonados y los del Reino Alto.

 

No me lo puedo creer. Se han formado grupos de tomates y fronteras en su propia república. A mí, ya me va bien. Divide y vencerás…

El líder me pide que no pode más y que no les enganche ese esparadrapo en el tronco pero yo ya he conectado el piloto automático con las órdenes del chico del garden y estoy dispuesta a podar lo que haga falta. Son 70 posibles tomates…

Para minimizar el trauma, lo hago mientras les voy hablando cariñosamente aun así, he notado que muy contentos no se han quedado pero así son los conflictos hostiles, ¿no? Ya voy aprendiendo…

Ya estaba acabando la operación “Poda Exterminator” cuando me he dado cuenta que el líder me decía que tuviera cuidado con el Reino Bajo.

He mirado hacia allí, y en los confines del Reino Bajo, estaba el perejil, disimulando, con cara de inocente. No se me ha pasado por alto, que lo que está intentando hacer es…huir. Planea escaparse hacia el suelo.

Es una pena que el único aliado que tenemos en la República Independiente del Cherry, intente desertar.

He pensado que no era el momento apropiado, pero en la próxima sesión de riego, hablaré seriamente con el perejil.

Eso es todo desde huerto.

Continuará…

Mi lado oscuro…

Ya lo sabemos todos : la guerra siempre es mala. La mires por dónde la mires… Y , sabiéndolo, me veo inmersa en una batalla ( ahora empieza a ser psicológica) con los cherry de mi huerto urbano…

Hasta ahora, os he explicado los avances hostiles de las tomateras y mis intentos de negociar, de plantar cara y, finalmente, mi plan de iniciar relaciones diplomáticas “falsas” para que crean que me han vencido . Al final, y ellos aparentan no saberlo, me los comeré… La guerra se ha ido planteando desde diferentes planos y he vivido situaciones de muchos tonos de verde pero lo de ayer….Lo de ayer me ha convertido en otra persona.

Me acerqué al huerto con una sonrisa en los labios y las tijeras de la cocina ( que son fabulosas pero dan miedo) en la mano. Les dije que era por su bien: para airear. Les expliqué que se harían más fuertes y crecerían más tomatitos… No sé si se lo tragaron pero, sin darles tiempo a reaccionar, inicié una poda de las ramas bajas.

Lo más terrible es que…disfruté! Empiezo a sospechar que en mí,  habita un lado oscuro… Aunque hubo una cosa que sí que me remordió la conciencia…Una cosa es podar y otra, cargarte un tomatito inocente.

No me di cuenta, de verdad. Al acabar e intentar volver a atar a las cañas , esos troncos retorcidos de las tomateras, lo vi , allí, en el suelo del huerto. Verde e inmaduro…

Después de esto, estoy esperando la reacción del huerto.

Por cierto, el perejil quiere desertar…

…………………………………………………………………………………………………..

Un mes separa estas fotos…Un mes y una “hortelana novata”.

Creo, incluso, que debería eliminar el adjetivo de “novata” a lo de “hortelana” y cambiarlo por “desastrosa”… O mejor, eliminemos la palabra “hortelana” , directamente…

Ya os digo que el día que un tomate se ponga rojito y me lo pueda comer, monto una fiesta…

NB : Todo en , Mi huerto (Tumblr)