All you need is love.

Tras ser alertada por Cerán, del problema que puedo tener en el huerto, he decidido decantarme por una estrategia “Paz y Amor”.

Sí, los otros tomates vieron cómo me hacía con el primero y, claro, la venganza ya está cantada.

Voy a intentar derrochar amor a raudales para que los tomatitos se confíen. Ellos no saben que los seres humanos tenemos una cierta incapacidad de cambio. Nos cuesta. Les parecerá que estoy cariñosa pero, por dentro, estaré pensando en mis fantásticas tijeras de poda…

Es posible que , al final, les coja cariño. Ya se verá.

De momento, les he decorado el huerto, les he puesto la canción de marras ( una vez la oyes, te guste o no, la canturreas en bucle aunque sólo sea el estribillo) y he alabado su variedad de matices y colores.

Les he dicho que eran tomates fashion... ; – )

 

Menos uno, que me ha mirado mal, el resto se lo han tragado.

Ah! La canción.

All you need is love

43 pensamientos en “All you need is love.

  1. Hommmmmm! Te quiero ver haciendo la postura del loto frente a los tomates, si no, no se creerán tus buenas intenciones.
    Paz hermana V

    • Paz, Inmagina.
      Lo haré.Me sale bastante bien la postura del loto y al quedar en un nivel inferior a la altura del huerto, los tomates aún se pueden sentir más confiados…; – )
      Buena idea!
      Abrazos.

    • Los tomates, como los humanos, cuando se reunen en masa se agilipollan. Ten en cuenta siempre esto. Busca al líder. Le reconocerás porque suele ser el más gordo y rojo. Hazle sentir poderoso. Un extra de abono, un pañito húmedo para limpiarle el polvillo.Una sesión de fotos ensechando cacha. Eso satisfará su ego de tal forma que se olvidará de incitar a los otros a la rebelión. Se dejarán hacer.
      Los demás le seguirán y se olvidarán de lo que le hiciste al chulito ese que quiso ponerse colorado el primero.
      Si tienes tiempo organiza la eurocopa de los tomates, la liga de los tomates, el mundial de los tomates, el gran hermano de los tomates, el sálvame de luxe de los tomates. Con ello te garantizas que no piensen. En el fondo, los tomates y el resto de las verduras son muy confiados y con un CI un tanto precario. Aprovéchate de tu inteligencia superior. Teniéndolos entretenidos te asegurarás al menos una ensalada diaria y, con suerte algún que otro gazpacho.
      Y NO SE DARÁN NI CUENTA (Risa siniestra).
      No pierdas de vista al resto de las verduras. Si tienes ocasión trátalos igual que a los tomates. Su patrón de conducta viene a ser muy parecido.
      Pero ten un cuidado especial con los pepinos. Su ataque es, cuanto menos, incómodo, indecoroso, doloroso física y moralmente.
      Yo cometí el error de ignorarlos. Sé que ya no tiene remedio.¡Ayns! pero si a alguien le puede servir mi experiencia, por favor, NO QUERÁIS SABER POR DÓNDE AMARGAN LOS PEPINOS. Desgraciadamente para mí, yo lo sé, y creedme, no es una esperiencia recomendable. ¡Cuánto pincho tiene su piel! Me duele el alma sólo de recordarlo.

      • Jajajajajajajaja,
        Dios!!!! yo quiero poder expresarme asi :D
        Te traigo foto de uno de mis tomates
        http://brujjilla.wordpress.com/2012/07/20/8233/#jp-carousel-8244
        verdes, están aún verdes :S
        Miedo me da cuando se empiecen a sonrojar, jajajajaj. Seguro pasan al colorao en menos de nada y me tengo que liar con la conserva. Ahhhhh, eso significa trabajar :P
        Yo plante pepinos una vez y no me emocionan nada. :D Me salieron pequeños y feos, así que nos los use ni para mascarilla jajajajaj
        Besos

        • Brujilla, ¡Vaya peazo huerto que tienes!
          Si sigues unas mínimas normas de seguridad seguro que disfrutarás de ella sin consecuencias lamentables. Pero ¡Por Dios! no cometas el error de menospreciar a los pepinos. Como hombre te digo que, aunque un pepino sea pequeño y feo eso no afecta a su rendimiento, ni a su sabor. El pepino tiene la facultad de transformarse, de aumentar su tamaño como por arte de magia. Vigilalos y, trátalos igual que al resto de las verduras, con cariño y verás cómo también los pepinos te proporcionaran grandes placeres, gastronómicos, se entiende.

        • Jajajajaja, disculpa pero el texto es tan ………… divertido :)
          No me han gustado los pepinos en la vida :P Los plante porque creo que todo merece una oportunidad, pero si me salen feos y pequeños y dos, como comprenderás……….. jajajajajaj

      • Pero qué divertido eres. Me gusta tu mundo de las verduras. Creo que te pasa eso porque eres varón y poco dado a ese grana manjar de comer verdura. Nosotras somos distintas, más sensibles, más amorosas y nos alegramos cuando vemos crecer desde la nada ese hermoso fruto que cuidamos como un hijo. Sigue esta rutina te irá mejor. :)) Yrum, un beso

        • Murimar, no por el hecho de ser varones tenemos mutilada la sensibilidad. Simplemente que la disimulamos bien (donde esté una final España-Italia que se quite el placer de ver crecer como a un hijo a ese fruto de la huerta )
          Y que tú TODAVÍA,no hayas sufrido la saña de las verduras, no quiere decir que no estés expuesta a ese peligro.
          Cuidate de la acicatería de los tomates, del ímpetu del los adorables pepinos y de la lujuria de los grandes calabacines.
          No bajes la guardia por muy sandez que te parezca. Es seguro que sólo tendrás una posibilidad y es mejor estar preparado para ello.

        • Nada más lejos de mi intención negar la sensibilidad masculina, más bien aludia a su carnivoridad ( palabra inventada) que parece que os diera alergia lo verde :)). ¿Me pregunto como será que hay hombres vegetarianos? Hablando de otra cosa, de pepinos, calabacines, zanahorias, nabos y otras verduras similares sabemos un rato largo… desde pequeñitas fuimos de compras con nuestras mamás. :))

      • Cerán,
        Si algo me queda claro es que NO voy a plantar , NUNCA JAMAS, pepinos!!!
        Esa estrategia de ” dorar la píldora” al líder y aborregar al resto, me parece brillante.Lo de Sálvame, me parece un grado extremo de tortura psicológica.A valorar.
        Ya te iré informando.
        Gracias por tus valiosos consejos.Sé que son fruto de la experiencia traumática que has vivido y me serán muy útiles.
        Un abrazo.
        NB : Y a Dess, ni caso. Sólo entiende de panceta…

  2. Me admira las huerta que tenéis. Tendrías que ver la mía, Vamos que no la enseño para no matarte de la risa. Y este año sin agua para regar que tengo el pozo seco.
    Yo compre los tomate mas gordos del mercado y me están dando lo mejores tomates cherry de la comarca. La calabazas se quedan en calabacines y las cebollas en cebolletas,con eso te digo todo.
    Te copiaré eso del amor aver si resulta
    Besos
    PD : Pronto tendrás tu Bosón de Higgs ya voy por la por la ó

    • Nergal,
      Están de moda los productos mini.El otro día, en el súper, ví una selección variada: mini-endivias, mini-zanahorias, mini-coliflor….Me pareció raro.¿Por qué les hacen eso? ¿Es una tortura jíbara ? Por lo menos, en tu caso, el tamaño mini viene a ser natural.Sin alteraciones genéticas.Siempre mejor que ” esas cosas mini” que ví.
      Lo del amor …Ya te diré.En mi caso, es una estrategia.; – )Para ir bien, mejor seguir el modelo Brujji.Ella sí que sabe…
      Besos.
      NB: Queda menos…Me estás creando expectativa…

  3. Je! Cariñosa con los tomates para después destriparlos sobre un plato… No esta mal. Como no estoy muy puesta con esto ya me iré informando. Saludos!

  4. Ya me cae tan gordo Cerán como By, es increíble, como se puede manipular de esa forma a unos tomatitos tan adorables, míralos, si son una explosión de color, sin palabras….

  5. Adelante, no temas nosotras somos de otra pasta, ellos no nos atacaran los tratamos con amor y cariño, es como a los niños que de verlos tan tiernos nos dan ganas de comernoslos.

    • Seguid, seguid por ese camino. Seréis los primeros en caer.
      Por cierto a los niños, cuando son bebés, te dan ganas de comértelos, pero cuando se hacen mayores te arrepientes de no habértelos comido.

  6. jajajaja, me he partido pensando en el destino de los pobres tomates… (OMG ¿soy sádica? ¿es eso? OMG lo que una aprende de sí misma es insondable…. inhalo, exhalo, inhalo, exhalo… OMMMMMMMMMMMM)

    • Yo he practicado la tortura al tomate, en defensa propia.Ahora, voy de buen rollo ya que hasta ahora, las incursiones hostiles han sido un desastre.
      Sea cual sea la estrategia, el final es sádico.Me los voy a comer.; – )
      Un saludo, Marga.

  7. ¡¡¡¡¡ ALERTA ROJA DIGOOO… ALERTA VERDE ¡!!!!
    Las verduras ya están en guardia.
    Claro, tanto hablar de ellas, tanto contar historias, tanto intentar prevenir al mundo de la que se nos puede venir encima y, ¡SE HAN ACABADO DANDO CUENTA!
    Hemos tirado por la borda el factor sorpresa. Deberíamos habernos contado nuestras inquietudes, nuestros recelos, nuestros miedos por carta. Sí, eso que se hacía antiguamente; un boli, un papel en blanco y a escribir a manita. Luego todo en un sobre con un sello y al buzón de correos. Pero claro, eso ya nos cuesta mucho trabajo y nos parece algo más acorde con la historia antigua que con la época actual. Teníamos que dejarnos llevar por la comodidad de las nuevas tecnologías
    ¡Hala! A escribir en Internet, que nuestras ideas viajen por el aire al alcance de cualquiera. Así ha pasado. De alguna manera todavía incomprensible para los humanos, las verduras han captado nuestra señal de wi-fi y han descifrado nuestras intenciones.
    ¡¡¡¡¡ LO SABEN TOOOOODO ¡!!!!
    Llevo un par de días pasando al lado de mi huerto haciéndome el tonto, mirando para otro lado y silbando, pero de reojo he visto tomates que ya estaban pintando. He tenido la sangre fría de esperar a que maduren, dándoles tiempo para que se acaben confiando y no sospechen de mí.
    Pero esta mañana, con la fresca, he decidido que ya estaba bien. Me he relamido pensando en esas rodajitas de tomate con ajo picado, orégano, sal y un chorrito de aceite. La gula me ha podido.
    He entrado en mi huerto dispuesto a causar la mayor cantidad de bajas posible, pero eso sí, disimulando, con mucha clase. Me he metido en un surco entre dos cepellones de matas de tomate. Al principio no he observado reacción alguna. Evidentemente no esperaban de mí ningún mal.
    Pero , amigo, me he ido, codicioso, a por el más maduro, el más espabilado, el más gordo de todos. Sin pensármelo dos veces le he sujetado por el tallo y he tirado de él hacia abajo. Le he notado temblar pero no he tenido compasión. ¡Hala ¡ el primero a la bolsa reciclable de diez céntimos del Mercadona.
    La primera vez he notado como una rama me tocaba la pierna desnuda (estaba en pantalón corto).Me he rascado y en seguida me ha salido una pequeña urticaria. He pensado que que era yo el que me había rozado con ella. ¡Ja, qué iluso!. En seguida he notado otra caricia. Entre tanto los tomates han ido pasando de uno en uno y a veces incluso de dos en dos a la improvisada cesta de plástico de mi cosecha.
    Un tanto escamado y nervioso me he cambiado de sitio, desenredándome de las matas que ya me subían por la pierna. Ahora ya me estaba dando prisa en arrancar los tomates maduros. He empezado a escuchar gritos de dolor. Por un momento pensé en mis hijos pero no, el sonido venía de mucho más cerca, de la bolsa del Mercadona. Me ha dado la sensación de que las tomateras habían crecido casi al doble de su tamaño habitual, pero cegado por la avaricia he seguido cosechando víctimas tomatiles. Son imaginaciones mías, he pensado quitándole importancia al asunto.
    Sin darme cuenta me he ido a la zona del huerto donde más espesura había, las tomateras de un cepellón se entrelazaban con las del siguiente. La verdad es que en poco tiempo se me han puesto enormes.
    Eso ha sido mi perdición.
    Si hasta ahora habían actuado con disimulo, a partir de ese momento se han lanzado a un furibundo ataque. Me han entrelazado los pies con sus ramas mientras seguían subiendo hacia mi cuerpo. He intentado salir corriendo y al no poder mover las piernas he caído entre los dos surcos. Entonces, tomateras de un lado y del otro se me han echado encima y me han sujetado el brazo izquierdo.
    ¡Suerte para mí! Con mi brazo libre he hurgado en mi bolsillo derecho donde siempre guardo una navaja suiza muy afilada. La he cogido y, no sé cómo, la he abierto con una mano.
    Todo lo que ha ocurrido después lo recuerdo como en una nebulosa, mi mano cortando ramas a diestro y siniestro, yo arrastrándome por el surco completamente aterrorizado, quitándome los tomates de la cara, intentando llegar al final.¡Menos mal que este año no tenía ganas de cavar mucho e hice los surcos cortos. He hecho un último esfuerzo y me he desmayado.
    Lo siguiente que recuerdo es a mí, tumbado al borde del huerto con todo el cuerpo manchado de savia de tomatera, el pecho manchado de tierra de arrastrarme y los tomates gritándome desde el huerto aunque sin poder moverse. Suerte que eran vegetales y estaban sujetos al suelo por las raíces que si no…
    ¡Por Dios ¡ No recolectéis a solas. Ahora son más peligrosos que nunca. Ahora están informados, lo saben, y no se dejarán vencer sin oponer una salvaje resistencia.
    P.D.
    Me paso a la carne. Por lo menos es el último año que pongo huerto. Sólo pienso en cómo voy a apañármelas para recolectar el resto. Por favor, necesito alguna sugerencia.
    ¡Con lo cómodo que es comprarlos en la frutería ya muertecitos!

    • Ahora sí que tengo miedo, Cerán.Estoy observando mi huerto desde la ventana y un escalofrío recorre mi espalda.He tenido que pellizcarme y decir: No es un libro de Stephen King, no.Es el relato de Cerán que intenta advertirme.Es real…
      !y yo que creía que había conseguido un armisticio! Tienes razón, me están engañando.Están preparando algo…
      Lo primero que haré , es tomar precauciones.Les bloquearé la señal WIFI y no cosecharé sola.
      Voy a dejar de escribir.Los oigo murmurar…

      • Quizás no tengas de qué preocuparte, bypils. Quizás hayas conseguido que realmente se entreguen por amor. Quizás soy yo, que soy un materialista y únicamente los deseo por su cuerpo, ¡Hombres! Quizás es que no consigo verlos más que como verduras y ellos me están correspondiendo como me merezco…
        Quizás……
        O quizás no………..

        • Hola Cerán,
          Todo es posible… Yo, por si acaso, estoy ojo avizor ( música de suspense)…
          Después de tu ataque en el huerto, con una casi-fagocitación tomateril, yo también estaría escamado.
          Seguiré informando…
          NB : Verás que me invento palabras…¿fagoci qué? ; – )

  8. El lenguaje es algo vivo, como los tomates, así que yo también soy partidario de inventar palabras. En un momento dado siempre es útil tener facilidad para “palabrear” (crear palabras nuevas, tantas como el ladrillazo en la cabeza de haya inspirado ) La RAE no tendrá más remedio que acabar sucumbiendo a ellas.
    ¡Ánimo!, como ocurre con los plátanos de Canarias, es sano inventar una palabra nueva cada día.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .