Papa Noel , a favor de la retirada de crucifijos.

¿Serán colegas? Uno, se mete por las chimeneas o balcones el día de Nochebuena y , el otro, nació casi al mismo tiempo. Los dos son las figuras mediáticas de la Navidad junto con los Reyes Magos , que están en un  SPA, preparándose para lo de la noche del 5 de enero…

Yo creo que se conocen . Es posible que Santa Claus, viajara con sus renos al Portal de Belén para hacer su trabajo con el niño Jesús y le dejara unos regalitos un poco más apropiados para un bebé que el oro, el incienso y la mirra.  Por eso y por su protagonismo compartido, puede ser ( solo es una posiblidad) que sean amigos. Esa es la razón, por la que Papa Noel, se ha adherido a la campaña de “retirada de crucifjos” . Más que nada, por no ver a su colega, sufriendo y colgado de la pared.

O… es posible que esto sea una empanada mental japonesa…

LLega la invasión del Papa Noel escalador.

Llega el momento de desempolvar el Santa Claus Escalador de Balcones. Si no lo tienes, corre al chino más cercano y compra el más horroroso que encuentres.

Los hay gordinflones y los hay delgaditos. Los hay de plástico consistente y de los que se desinflan a la hora de estar colgados…También los hay profusamente iluminados. Y parpadeantes psicodélicos.

No hay forma de equivocarse : pongas el que pongas, vas a contribuir a la contaminación ornamentística que hiere sensibilidades, un año más.

El pobre Papa Noel, dicen que la “marca comercial” más poderosa del mundo, se ve absolutamente desbordado ante el uso y abuso que hacen de su persona.Si tuviera tiempo y dinero, demandaría a todos esos “creadores” de adornos navideños ( made in China) que han diseñado esas cosas(bajo el efecto de alguna sustancia estimulante). Pero es consciente de que esto es imparable : cada año aumenta exponecialmente el numero de balcones y ventanas , con el tipo vestido de rojo, colgado de la escalerita o una cuerda.

Y con todo lo que respeto y amo la libertad de expresión y sobre todo, la libertad de expresión artística, desearía que hubiera una normativa en contra de los atentados estéticos que se producen en Navidad. Por lo menos, podría mirar por la ventana, sin tener que ver esa estrella que ahora es roja, después verde y más tarde centellea de muchos colores en plan histérico, de los vecinos de enfrente. Esta tarde los he visto con una bolsa por la que asomaban los pies y un trozo de escalera del Papa Noel que me van a clavar en el balcón…junto a la estrella “discotequera”.

Creía que estaba sola en esto pero he descubierto que en Internet hay un movimiento masivo tipo “Odio a los muñecos de Papa Noel colgando de los balcones”. Hay varios grupos en facebook ( p.e), en los que se recopilan las fotos de los Santa más atroces.

Aunque no sé de que me quejo. Hay otros que lo tienen peor que yo…

Finalmente, de la web http://www.e-faro.info/, dejo esta viñeta.