El asesino de cebollas.

El arbolillo de navidad que descansa, tras sacarse las guirnaldas y la estrella que lo corona.

O el “adorno estrella”, el más famoso del lugar y admiradísmo por las bolas de los árboles de navidad. Vamos, no paran de pedirle autógrafos…

Fuera del tema navideño ( no he podido evitarlo) os quiero mostrar otras fotos.

Un bote de somníferos, muy, muy dormilón.

O , un saquito de té, al que le da por relajarse…dulcemente.

El “artista” del alambre se llama Terry Border.

Este fotógrafo americano, vuelca su creatividad en las cosas más sencillas del mundo , dobla alambre y le añade  mucho humor. Recoge su trabajo en el blog “Bent Objects”  .

Con sus cosas de cada día, tuneadas y en contexto,consigue que sonrías…

Sólo una cosa más, para acabar.  Todo apunta a que Terry Border es un tipo simpático, que es capaz de ver a un iceberg en un cubito de hielo pero…Se dice, se comenta, se rumorea por ahí  que … Terry Border es un asesino de cebollas!!! ; – )

 

 

Sin árbol.

Los abetos de navidad están aterrorizados.

Saben que llegan los tiempos en los que los humanos los van a cortar o a trasladar a lugares en los que les cuesta adaptarse. Después, los llenarán de bolas , adornos y guirnaldas de colores brillantes . Además aplastaran las ramas superiores con una estrella que nadie sabe colocar bien…Es por eso, que han liberado comandos informativos, que intentan hacerse oír para exigir una Navidad sin abetos mutilados o secos. Si veis una ramita como esta, acercarla a la oreja. Es un piquete informativo de los abetos…

En realidad, es un buen momento para plantearse lo del abeto navideño. A mí me encantan pero…El año pasado, se perdieron ( acabaron en el vertedero), dos millones de abetos, en España…Por tenerlo una semana en casa… Los ecologistas tampoco recomiendan los de plástico ( por el proceso contaminante que acarrea su fabricación) pero aconsejan que si ya tienes uno, no lo cambies. No compres otro.

Una “Navidad sin árbol de Navidad” , no quiere decir una “Navidad sin árbol de Navidad”. Puedes tener un árbol, sin tenerlo. Es una cuestión de imaginación…Aquí os dejo unos árboles sin árbol, para ir pensándolo…

 

 

 

 

 

Empiezo con la Navidad…

Es inevitable… Ya me he apuntado a la lista del “Amigo Invisible” y a la de la Lotería. Y ya hay fecha y lugar para la cena de navidad de empresa…

Todo rueda, como una gran bola de árbol de navidad.

Es comercial, abusiva, estridente y todo lo que quieras pero, a mí, la navidad me gusta. Sin llevarlo a los extremos ( que hay quien lo lleva muy bien o muy mal), me encandilan las lucecitas… Me emboban ; – )

Siento una especial inclinación por la decoración y siempre estoy a la caza de objetos ( me gustan mucho los “Objetos Sencillos”, ya se sabe ) o de ideas que recopilo para algo inconcreto que supongo, algún día , tendrá algo más de concreción.

Me llaman la atención las cosas que desafían la profusión de dorados, plateados y destellos mil que configuran la Navidad. La mayoría de veces, es más difícil hacer algo sencillo y natural . Estas son cosas simples, que podemos hacer nosotros mismos…

Con unos cuantos tablones viejos :

Con unas manzanas, castañas y piñas piñoneras… Más natural, imposible.

El año pasado,  me ganó el árbol de navidad de post-it .

De momento, este cuadro me parece una pasada… Por crear arte de la Navidad, por hacerlo colectivamente ( todas las manos), por lo bien que te lo puedes pasar haciéndolo, …Y aún hay tiempo ; – )

He pasado de comer castañas y panellets con tirantes a un estado pre-navidad lluvioso que, poco a poco se va asentando. Necesitaba tiempo…

Ahora, que ya estoy acompasada a los anuncios, las tiendas, los juguetes y la decoración navideña en las calles, ya me siento mucho mejor.

…O eso creo…