Voces (en mi conciencia).

En estos tiempos de crisis ( y raros) en los que estamos preocupados con lo que le pasa a nuestro ombligo y centrados en nuestros problemas de país (recortes , paro, huelgas, política, etc, etc,..) , va muy bien recibir una “colleja virtual” que nos ponga en nuestro lugar.

Para no olvidar que, en este mundo que nos ha tocado vivir, seguimos siendo ricos ( y no me refiero a los que ganan un millón de dólares /año),mientras en otros lugares, siguen siendo pobres, muy pobres ( y ahora sí que me refiero a no tener ni un dólar al día)…

Así que , además de preocuparnos por nuestro ombligo no debemos olvidar, el seguir preocupándonos por luchar contra la pobreza infantil. Sigue ahí…

La “colleja virtual” me ha llegado vía e-mail. Recibo el newsletter de Jarabedepalo con un texto de Pau Donés. Me permito reproducirlo en su totalidad y os dejo con su lectura , para que podáis recibir un cariñoso pellizco en el alma y, tras él, os unaís a voces, una iniciativa global por un mundo sin pobreza para todos los niños y niñas del mundo.

¿Pobreza? Ahora si lo entiendo.

Pobreza (Def. RAE): Falta, escasez.

Creo que ahora, cuando utilice la palabra pobre, sabré perfectamente en que consiste, a lo que se refiere, lo que representa, la cara que tiene.
Mali, el cuarto país mas pobre del mundo, con una mortalidad infantil hasta los 5 años que ronda el 20%. Con la capital (Bamako) más contaminada de África (300 veces más del nivel máximo aceptable). Llena de gente pobre pero muy amable, cariñosa y entrañable. Aquí si que hay pobreza. Aquí si que la gente es pobre. Aquí las pasan putas. No viven, sobreviven.
Ahora ya se la cara que tiene la pobreza. Y no mola. Bueno, una parte si. Se la pone las personas, con su inquebrantable dignidad e inigualable expresión amable.
En adelante voy a tener mucho cuidado cuando utilice esa palabra, porque por fin la entiendo bien. Porque la pobreza no solo se ve. Se siente, se nota, se oye, se huele. Y no es agradable. La pobreza es oscura, caótica, gris, repugnante, infecta y mal oliente.
No se si puedo hacer mucho o poco por mejorar la situación, pero alguna cosa seguro que si. Porque hay una parte de mi conciencia que me dice que tengo buena culpa de lo que pasa aquí, y como aquí en muchas otras partes del mundo.
Pau Donés – Jarabedepalo

Voces


Un 20% es mucho.

papeleraEstoy en Milán. Llueve y el día es gris como es habitual en esta ciudad. No me extraña que Ronaldiño está deprimido:nuestra luz es terapeútica!.Mi experiencia “aeropuerto” hoy, ha sido extraña. Hemos tenido dos impactos crisis que nos ha dejado a todos los que viajábamos , con el espíritu tocado. Primero, en un Bar de la zona de facturación. Mientras dábamos cuenta de nuestros bocatas ( Qué asco, por Dios. ¿Es tan difícil hacer buenos bocadillos ?), ni nos hemos percatado del chico con pinta de guiri que estaba apostado en el final de la barra. Ni de la chica que lo acompañaba ( o no, eso no nos ha quedado claro). Cuando nos hemos ido, uno de nosotros se ha vuelto a acercar a la mesa, pensando que se se había dejado algo y hemos visto como el chico primero y la chica , después, se abalanzaban sobre nuestros restos … Bueno, piensas, un estudiante colgado, un viajero mochilero… Cualquier cosa menos que estas dos personas buscaban alimento vital.

Cola de seguridad para pasar a la zona de embarque. Vemos a seis o siete personas revolviendo las papeleras que están en el perímetro. Es donde los viajeros “tiran” los alimentos, cosmética, etc… que no dejan pasar por exceso de contenido, por ser líquido , etc… Allí, estas personas , en un ambiente agresivo por la lucha de llegar el primero a la papelera, buscaban, también algo con lo que sobrevivir.

Esta imagen se repite , cada día, en el Aeropuerto de Barcelona.

Para rematar, leo La Vanguardia durante el vuelo. Un dato del día de hoy :  20% de la población española vive en el umbral de pobreza.

Nada más que añadir y sí mucho en lo qué pensar.