Curiosidad interestelar.

El año empieza con cosas de esas que despiertan mi curiosidad. Nunca me interesó demasiado la astronomía. La luna estaba allí, como ahora, pero no me atraía y había visto cielos preciosos cuajados de estrellas, pero nunca había pensado en el Universo (con mayúscula).

Mi curiosidad se ha activado ya de mayor y, en estos tiempos, estoy fascinada con lo de la cara oculta de la luna o con lo del cacahuete estelar, el Ultima Thule, el objeto del espacio exterior más lejano al que hemos llegado…

Primera foto en alta resolución de la cara oculta de la luna.

Mandatory Credit: Photo by Uncredited/AP/REX/Shutterstock (10045254c)
This image made available by NASA on shows images with separate color and detail information, and a composited image of both, showing Ultima Thule, about 1 billion miles beyond Pluto. The New Horizons spacecraft encountered it on Tuesday, Jan. 1, 2019
Space Beyond Pluto – 02 Jan 2019

El Ultima Thule, además, me ha recordado la “Breve historia de mis diez cacahuetes”, esos que cultivé en una maceta… Todo está conectado. ; – )

Lo mejor de  estos temas que activan mi curiosidad, es que me ayudan a posicionarme, a tener una referencia de mi lugar en el universo, en el planeta, en mi país, en mi casa y en mi interior.

Parecerá una reflexión absurda, pero todos esos hitos interestelares y lunares lo que hacen es ayudarme a poner los pies en la tierra…

Photo by Alex Perez on Unsplash

 

La cara de siempre…

Siempre las mismas fotos.

lunahoy

Puede parecer monótono pero cada fase lunar tiene su dosis de intriga. Por ejemplo: Salgo a mirar si está y la localizo. La veo preciosa y pienso que, más tarde, la fotografiaré. Cuando me dispongo a hacerlo se ha escondido, hay nubes, o está brumosa… Nunca sabes si habrá foto…

Sí que es verdad que sólo fotografío una cara de la luna. Siempre la misma pero es la única que vemos. La luna, como la tierra, gira sobre si misma al mismo tiempo que lo hace la tierra, así que estamos condenados a no coincidir nunca. Hay una superficie desconocida (que yo nunca podré fotografiar). La llaman la cara oculta de la luna.

Una sonda soviética la fotografió, por primera vez, en 1959. Esta es lo que no vemos.

 

lunaoculta

Y, esta, la de siempre.

luna3