Tener morro.

Sergio Dalma ha presentado su último trabajo ( Via Dalma) en el que versiona éxitos italianos. Y así, como quien no quiere la cosa, he vuelto a escuchar la canción “El Jardín Prohibido” de Sandro Giacobbe .

Lo primero que me ha pasado es que he tenido esa especie de flashback que te lleva a otros tiempos y lugares. La canción me ha conectado con esa época y me ha sugerido-inicialmente-una atmósfera de buen rollo. Es estimulante recordar cómo eras cuando tenías esos veintipocos años… Lo segundo que ha ocurrido es que la letra, en la voz rota de Sergio Dalma, se me ha hecho aún más clara y precisa y mientras berreaba ( lo mío no es cantar) aquello de “la vida es así, no la he inventado yo” me he dado cuenta del super morro que tiene el tío de la canción…

Según el Instituto Cervantes, tener morro es una forma coloquial que expresa : actuar con descaro, ser un caradura . Y eso es básicamente lo que pasa en “El jardín prohibido”. La cosa se inicia así :

Esta tarde vengo triste y tengo que decirte que tu mejor amiga ha estado entre mis brazos.Sus ojos me llamaban pidiendo mis caricias.Su cuerpo me rogaba que le diera vida.

Veamos : no le vas a decir que le has sido infiel. La cosa es mucho peor :le sueltas que la has traicionado con “su-mejor-amiga”. Y , sinceramente, siendo lo mismo, no es lo mismo…

Por si este inicio ya no fuera suficientemente fuerte, el tipo se pone a hurgar en la herida :

Comí del fruto prohibido dejando el vestido colgando de nuestra inconsciencia.Mi cuerpo fué gozo durante un minuto,mi mente lloraba tu ausencia.No lo volveré a hacer más.No lo volveré a hacer más.

Para seguir siendo de lo más perverso, diciéndole que tras , ese minutín de nada ( pinta a eyaculación precoz) no pensaba en “la mejor-amiga” (que era con la que se estaba acostando) sino en ella. Impresionante,  el morro.

Pues mi alma volaba a tu lado y mis ojos decían cansados que eras tú, que eras tú.Que siempre serás tú.

Y, para acabar, la traca final. Una de esas excusas de cobarde y caradura: 

Lo siento mucho la vida es así no la he inventado yo. ( yo le añadiría ” ale, ale”)

La letra no tiene desperdicio y es un reflejo de otras actitudes y otra sociedad que ya es de otro siglo, el XX. Y es cierto que lo que se narra pasa y pasará eternamente ya que no tiene que ver con los siglos sino con la pasión y la fidelidad pero no sé si esta letra y esta canción tendrían el éxito que obtuvo en los ochenta en estos tiempos que corren.

Algo me dice que no (afortunadamente) y es que…lo siento mucho, la vida es así. Se va evolucionando.

No lo he inventado yo.

N.B : Y con toda la caradura que tiene el tío y el morro que le pone, la canción me sigue transportando a escenarios agradables.

Sergio Dalma, sensacional.