El espíritu Grinch.

La navidad se va acercando y el blog se pone en modo navideño… ; – )

El Grinch-Gruñón es ese duendecillo verde, con una mala baba increíble que intentó robar La Navidad. Se dice que su corazón es dos tallas más pequeño.

Es curioso que se haya convertido en la figura representativa del que odia la navidad cuando la realidad es que en el final de este fantástico cuento del Dr. Seuss, El Grinch se da cuenta de su terrible equivocación y se vuelve un ser bueno.¿En qué se equivoca El Grinch? En pensar que robando los adornos navideños y los regalos, con eso, ya se carga la fiesta navideña. La moraleja es que La Navidad, es mucho más que las luces y los regalos. A él, incluso, le crece el corazón…

A mí , El Grinch me cae simpático. No puedo evitar pensar en él ahora mismo. Por lo de robar los adornos navideños. No es una mala idea…

Sobre todo si se eliminan los que contaminan visualmente y con prioridad de robo, los Papa Noeles Escaladores. Mi vecino ya ha colgado su Papa Noel Escalador… Bofetada visual, ya os lo digo. Si por lo menos no fueran de plástico, o no se desinflaran o no tuvieran luces perimetrales, o…

En fin, mejor dejar el tema.

Ya lo tengo delante de mi ventana.

N.B  : En España, nos ha llegado más tarde la cultura de El Grinch. Aunque el cuento !Cómo el Grinch robó las navidades! fue publicado en 1957, no ha sido hasta la popularización vía los dibujos animados de Chuck Jones (esta versión ilustra el post) y la película protagonizada por Jim Carrey.

El Grinch es una criatura verde, peluda y cascarrabias con un corazón “dos tallas menor” que vive en una cueva en lo alto de una montaña, de 3000 pies (910 metros) al norte de Whoville, el hogar de los felices y afectuosos Quién. Su única compañía es su fiel perro, Max. Desde su guarida, en lo alto del Monte Crumpit, El Grinch puede oír los ruidosos preparativos navideños que tienen lugar en Villaquien. Envidioso de la alegría de los Quién, planea bajar al pueblo, y robar todos los adornos y regalos de Navidad y así impedir que llegue la Navidad. Sin embargo, descubre que, a pesar de haber conseguido robar todos los regalos y adornos de los Quien, la Navidad llega igualmente. Entonces se da cuenta de que la Navidad es mucho más que regalos, adornos y banquetes. Su corazón se hace tres veces más grande, devuelve todos los regalos y adornos, y es recibido afectuosamente en la comunidad de los Quién. De Wikipedia.

 

 

 

Abandonado.

Lo utilizaron. No lo querían. No les importaba. Mientras las luces brillaban y la Paz y el Amor se extendían por el mundo al son de los villancicos, él era uno más de la familia. Pasada la fiesta, abiertos los regalos y olvidados los buenos tiempos ya no era nada más que un muñeco roto en manos de mentes perversas… No sabía el tiempo que podría aguantar así. No sabía si sobreviviría a la próxima temporada… O sí que lo sabía pero se negaba a pensar en ello… pero… cuando se quedó sin los calzones, expuestas sus verguenzas a los ojos de todo el que alzara la vista, supo que el fin se acercaba. El fin total . ¿Qué había peor que estar permanentemente enseñando tu culo al mundo?. Era la humillación total que había quebrado su espíritu de forma definitiva . En el momento que el viento había arrancado sus pantalones rojos, supo que el destino ya lo había sentenciado .  No lo dejarían en estado de reposo, resguardado y al abrigo del calor del verano en el garaje o en el trastero. No estaría limpio , ni cuidado , ni confortablemente instalado en su caja. Buscarían uno nuevo para el año siguiente. Más joven y moderno… ¡Y había tantos donde elegir desde que los chinos habían copado el mercado!… No había vuelta atrás.

Ya empezaba a vislumbrar su futuro en el Infierno : colgado, impotente, sin calzones y condenado a desintegrarse lentamente…bajo el sol de agosto.

Algunos de los que paseaban por la calle , habían reparado en su postura grotesca. En la cuerda que lo dejaba colgado en el tejado. En la indecencia de su cuerpo sin calzones… pero bajaban la vista y seguían caminando.

Estaba perdido. Nadie lo salvaría…Ni siquiera los que se habían manifestado en su contra cuando lo pusieron allí, habían hecho algo por descolgarlo…Ni esos.

No había escapatoria posible : estaba abandonado, en el tejado, esperando el fin.

N.B : Lo que tiene esto del karma es que tus actos tienen consecuencias. Me manifesté abiertamente en contra de los Papa Noeles Escaladores ( made in china) que ofendían la estética de mi vecindario estas pasadas Navidades.

Que al karma no le gustó es evidente: es primavera y Semana Santa y… tengo un Papa Noel exhibicionista en el tejado de enfrente…

¿No quieres caldo?.Toma dos tazas.