Que George me perdone…

Que me perdone…

Cada x tiempo ( nunca sé cuando me va a pasar) escribo un algo ( son relatos que no llegan a ser novelas. Novelitas que parecen relatos largos, vamos)en una especie de ataque maníaco.

Ya expliqué este punto raro, álgido que me posee cuando escribí “Me estrello en sus brazos”.  Bueno, pues ya estamos igual…

Esta vez, va a ser “Lo mío con George”, otra de esos “algo” que sólo pretenden hacer pasar un buen rato. Ligereza y sonrisas y siempre, siempre esa vertiente de literatura romántica en la que me encuentro muy cómoda …

Esto de “Lo mío con George” fue una idea alocada que se me ocurrió un día. Escribir sobre como el hombre más deseado del planeta, se enamora de una mujer …normal. Para ello, la única posibilidad era “aislarlos” y convertir a esa mujer en “la” mujer. La única. ¿La última de la tierra? ; – ) Así que decidí ubicarlos en el escenario de una gran Catástrofe natural que, básicamente es,  que la tierra se parte en dos. Por el Meridiano de Greenwich…; – )

Además, está escrito de una forma que permite “personalizarlo”. Con un simple reemplazo automático en el Word, puedo hacer que la historia se convierta en “Lo mío con Brad” ( por ejemplo) y personalizar a la protagonista, para que sea el lector. Me pareció hasta gracioso para regalar …Ya os digo que fue una idea alocada…

Durante muchos meses, me acompañó una libreta ( menos cuando me la olvidaba, claro) y allí, iba escribiendo…ideas. Pasó mucho tiempo hasta que las ganas esas enfermizas de escribir me atacaron y , con todo enhebrado, empecé a coser. Coincidieron días de tiempos muertos de espera en los que escribir me distraía y un par de días de Rodríguez que me sirvieron para rematar la faena.

Después de varias lecturas y repasos, ya he llegado a ese punto en el que no puedo avanzar más. Está acabado…

Como siempre, debo agradecer a estas historias que me monto, que me capturen de la forma que lo hacen. Decir “pasárselo bien” es poco decir. Mientras estoy maníaca, escribir es delicioso…

Lo pongo a disposición del que quiera leerlo y, ya sabéis, si alguien lo quiere personalizado que me envíe un mail con su nombre y el de su ídolo del mundo mundial. ; – )

Este “Lo mío con George” es el Nº 4 de mi colección “The Happy End”. Historias de amor que siempre acaban bien.

Para descarga en PDF , aquí. También esta en Bubok.

Y eso, que George me perdone…

 

Autobombo ( dueto!)

En febrero , Inspi y yo, nos presentamos a un concurso de “Relatos de Romance Paranormal”. Aquí, en Yujuuuuu!, os explicaba nuestra aventura…

Seleccionaron “Neptuno” ( escrito a dos manos, las de Inspiración y el dial de mi teléfono amarillo) y “Mujer de Agua” ( que escribí en solitario). Hace unos días, publicaron en Escribe Romántica, una entrevista que nos hicieron como autoras participantes en la Antología. Fue otro momento divertido de la aventura. Aquí teneís nuestro momento de gloria ; – )

La traca final, era la publicación ( en formato digital) de la Antología de relatos y su difusión en la editorial argentina “Editora Digital”. El libro es de descarga gratuita pero, antes,hay que registrarse en la plataforma.

Si os apetece, aquí podeís acceder al libro.

Hasta aquí nuestra aventura. O no… Quién sabe…

Ha sido una experiencia muy, muy agradable.

Acabo con otro Yujuuuuu!.

 

Novela rosa, chic-lit, romántica…perfecta

Leer Novela Rosa está mal visto. Parece ser que el que te guste este tipo de narrativa , hace disminuir -inmediatamente- tu coeficiente intelectual. Siempre hay que vestir la secreta afición, con otros vestidos a la altura (“igual leo a Nora Roberts que a Saramago o Lucía Etxebarría-por dar variedad al tema intelectual“)para demostrar que no hay -efectivamente-un descalabro en nuestra inteligencia.

Yo me considero una lectora compulsiva ( y en este caso, el leer es un placer del que puedes abusar sin que mermen tus capacidades mentales) mayoritariamente, de Best Sellers. ¡Si!, Devoré los libros de Dan Brown, me enamoré de las historias de Zafón y de M. Asensi, De Falcones y Ken Follet, Stephen King, etc.. Pero un día, hace unos cinco años, descubrí a Nora Roberts y, con ella un nuevo tipo de literatura que desconocía y que me fascinó.

A mi me gustan las comedias románticas tipo Pretty Woman . Me gustan las historias de chico-chica-amor-desamor -y-final-feliz y, por lo tanto, me encontré con un sinfín (Nora Roberts es inagotable)de historias románticas, bien escritas y adaptadas a los tiempos en los que vivimos.

Desde ese momento, me enganché a la novela rosa. Diríamos que me gusta la denominada “Contemporánea” más que la histórica ( aunque la serie de los HighLanders , realmente fue una grata sorpresa) y también, el denominado “Chic-lit” con títulos que se inician con “El Diario de Bridget Jones” hasta hoy, con multitud de títulos .

Por cierto, la autora de “El Diablo viste de Prada” , tiene otro libro titulado ” “Como ser la más de New York” en la que la protagonista forma parte de un grupo de lectura de Novelas Rosa. Interesante su visión humorística y muy real, de algunas situaciones en las que nos encontramos las lectoras de este tipo de literatura…

Hace unos días, acabé el libro de M.Keyes, “Un tipo Encantador” . Es bueno, ameno , adictivo y te proporciona altas dosis de evasión y placer. Como era de esperar, ha aparecido otro tocho Nora Roberts ( “Sola ante el Peligro“) que está esperando su desvirgue oficial en mi sección de lecturas futuras. Mientras tanto, me he entretenido con la Colección de Linda Howard ( que igual no es tan chic lit …) que es otro monstruo productivo tipo la Roberts , con decenas de títulos en los que mezcla, amor, suspense y mucha, mucha tensión sexual.

Me divierten.

Me evaden.

Las adoro.

Lo confieso públicamente.