Novela rosa, chic-lit, romántica…perfecta

Leer Novela Rosa está mal visto. Parece ser que el que te guste este tipo de narrativa , hace disminuir -inmediatamente- tu coeficiente intelectual. Siempre hay que vestir la secreta afición, con otros vestidos a la altura (“igual leo a Nora Roberts que a Saramago o Lucía Etxebarría-por dar variedad al tema intelectual“)para demostrar que no hay -efectivamente-un descalabro en nuestra inteligencia.

Yo me considero una lectora compulsiva ( y en este caso, el leer es un placer del que puedes abusar sin que mermen tus capacidades mentales) mayoritariamente, de Best Sellers. ¡Si!, Devoré los libros de Dan Brown, me enamoré de las historias de Zafón y de M. Asensi, De Falcones y Ken Follet, Stephen King, etc.. Pero un día, hace unos cinco años, descubrí a Nora Roberts y, con ella un nuevo tipo de literatura que desconocía y que me fascinó.

A mi me gustan las comedias románticas tipo Pretty Woman . Me gustan las historias de chico-chica-amor-desamor -y-final-feliz y, por lo tanto, me encontré con un sinfín (Nora Roberts es inagotable)de historias románticas, bien escritas y adaptadas a los tiempos en los que vivimos.

Desde ese momento, me enganché a la novela rosa. Diríamos que me gusta la denominada “Contemporánea” más que la histórica ( aunque la serie de los HighLanders , realmente fue una grata sorpresa) y también, el denominado “Chic-lit” con títulos que se inician con “El Diario de Bridget Jones” hasta hoy, con multitud de títulos .

Por cierto, la autora de “El Diablo viste de Prada” , tiene otro libro titulado ” “Como ser la más de New York” en la que la protagonista forma parte de un grupo de lectura de Novelas Rosa. Interesante su visión humorística y muy real, de algunas situaciones en las que nos encontramos las lectoras de este tipo de literatura…

Hace unos días, acabé el libro de M.Keyes, “Un tipo Encantador” . Es bueno, ameno , adictivo y te proporciona altas dosis de evasión y placer. Como era de esperar, ha aparecido otro tocho Nora Roberts ( “Sola ante el Peligro“) que está esperando su desvirgue oficial en mi sección de lecturas futuras. Mientras tanto, me he entretenido con la Colección de Linda Howard ( que igual no es tan chic lit …) que es otro monstruo productivo tipo la Roberts , con decenas de títulos en los que mezcla, amor, suspense y mucha, mucha tensión sexual.

Me divierten.

Me evaden.

Las adoro.

Lo confieso públicamente.