Dubái.

Lo que más me impactó de Dubái es pensar en cómo era en 1960 :  una zona de pescadores y recolectores de perlas , que a partir del descubrimiento de yacimientos petrolíferos se convierte en lo que yo he visto ahora.

En medio del desierto, en el cuello del Golfo Pérsico, aparece una ciudad calurosa, plagada de edificios y avenidas con el “Más” grabado en oro en su personalidad: el edificio más alto del mundo, el centro comercial más grande, el ascensor más veloz, el anillo de oro más pesado, la fuente de agua más grande, la pista de esquí de nieve artificial (en el desierto) más extensa, el hotel con más estrellas del mundo… Más…Y más…Hay una confabulación para proporcionar la máxima facilidad al que lo visita. Refrigeración del ambiente por doquier para soportar esos 45ºC del desierto que te hacen comprender que significa estar a 45ºC. Amabilidad de sus gentes, tanto los que son de la India, Paquistán, Vietnam, Laos, Filipinas o Somalia como de los locales, apenas un 10% de la población.Impactante el contraste entre lo occidental y oriental. Aun sabiendo de la predominancia de la cultura islámica, es extraño, al principio, ver a esas mujeres vestidas de negro con la abaya , algunas enseñando el rostro, otras sólo la mirada, mezcladas con las mujeres de otros países que, sinceramente, van vestidas como quieren.No viviría allí y es posible, que sólo me perdiera -turísticamente hablando- en una escala hacia la India, por ejemplo. No me ha seducido el “más” pero sí que he vuelto encantada de la gente y la hospitalidad.

Y nunca olvidaré esos 45ºC…

 

 

 

Estoy en Dubái…

 

Photo by Christoph Schulz on Unsplash

Estoy en Dubái o por lo menos, eso debería estar pasando al escribir estas líneas programadas con antelación. Como lo que me trae aquí es un tema de trabajo, tendré poco tiempo para turismo (lo de la excursión al desierto está completamente descartado) y no sé qué captará mi pobre cámara fotográfica o qué impacto tendré con esta cultura y esta ciudad.

Photo by Arham Awan on Unsplash

Me acerco a esta parte del mundo, a una ciudad que está en un desierto, con la curiosidad activada y la mente abierta. Dispuesta a disfrutar la experiencia…

Photo by Robert Bock on Unsplash

Así que, próximamente, Dubái en El Blog Imperfecto. Mientras tanto os dejo estas fotos de unsplash

 

La máxima resolución del mundo.

Supongo que todos sabemos lo básico sobre la “resolución” en fotografía ya que las cámaras digitales nos han introducido en el concepto pero, si te preguntan ¿ Cual es la máxima resolución que se puede conseguir en una foto? creo que ni los expertos en el tema contestarían : 45 Gigapíxels. Eso es muchíísmo. Tanto que es difícil de imaginar si no lo ves…

Lo bueno es que he estado navegando en la web ( que yo creía) que era la de mayor resolución del mundo. Es una foto de París impresionante , por la que puedes navegar desde la panóramica general a kilómetros de distancia hasta el mínimo detalle de lo que hay tras un balcón o ventana.

He hecho algunas capturas, según el zoom aplicado:

A pantalla completa, te permite una visita a París impresionante…y detallada.

Paris 26 Gigapixeles

Pero, como os comentaba, ya se ha superado esta resolución con una foto panorámica de Dubai que no está tan elaborada como la de París pero, a nivel de resolución,la supera en 20Gigapixeles.

Supongo que ahora, el reto, es superar los 45 Giga.

Mientras tanto…siempre nos quedará París.

Última actualización : Ya hay una foto de 80 Gigapixeles. De Londres. Nos informan desde Jemsfoto. Gracias!!