La Roja y Los Rojos.

Mañana, todos seremos rojos. A las 20:30 p.m ( sincronizad vuestros relojes!), los españoles y los alemanes del mundo ( además de los otros habitantes futboleros del planeta) se van a sentar ( o no) delante de un televisor para emocionarse y sufrir durante 90 minutos… y espero que para sentir, al final, esos breves momentos de satisfacción por una victoria que, no nos arregla la vida pero sí, un ratito : 90 minutos + los 10 posteriores de regocijo -si ganan- o de ¡Qué injusticia! – si pierden-.

Ya sabemos que ha pasado el “Oranje”  y han borrado el azul celeste ( con lo bonito que es ese color!). La siguiente pregunta es :  ¿ se llevarán los tonos cálidos en esta final , tipo rojo-naranja o se impondrá el siempre elegante color negro ? … ¿Veremos una final nórdica de tíos grandes y fuertes de nombres difíciles de pronunciar ó habrá una fusión de culturas entre ese norte robusto y los españoles más bajitos y escurridizos?…

En esta día previo, la ilusión se nos come, nos ha puesto rojos a todos y , aunque el equipo contrario ( negro) nos da miedo, tenemos esperanza… Y por una vez en la vida, la esperanza se ha cambiado de modelito y no es verde, es roja…

Es posible que tanta energía positiva ( y roja) fluyendo por el cosmos ( los españoles , cuando nos ponemos, nos ponemos) sirva para algo. Por probar no se pierde nada. Así que , basándome en el famoso póster “Keep calm and carry on” que nos invita a mantener la calma y seguir adelante, yo me he hecho otro póster ( rojo,también)conjurando la victoria de la Selección Española .

Por lo menos, que los diez minutos post-partido sean de petarditos, bocinazos y alegría.

No me gusta mucho el rojo pero, mañana, enrojeceré. Seguro.

A por ellos, oé.