Ya he visto “Ocho apellidos vascos”

Ocho-apellidos-vascosYA

Inspi dijo : Es entretenida, y divertida…exagerada…

Dicen que las críticas negativas que se pasan en lo burdo de los “tópicos”, pero yo creo que está pensada como un meta-tópico. Súper exagerada, con toda intención.

Anabel ( que la vio en estado de tensión maternal.)dice : la película fue muy divertida, tira mucho de tópicos pero te ríes mucho y eso es muy sano.

Te cuelga la sonrisa y te la deja un ratito más, al salir. Sanísimo. Por cierto, ¿Cómo está la gemela?.

Dessjuest : Es muy “Vaya Semanita”, incluso salen actores del programa, conté tres :)

Es divertida, a mí me gustó, evidentemente no es una peli para atiborrarse de premios ni siquiera una gran peli, pero es divertida, tiene sus buenos puntos y sí, muchos de los tópicos, al menos los vascos, son reales como la vida misma, los tacos, los menús interminables, lo “cariñosa” que es la prota…

Si habéis visto “Vaya Semanita” , encontraréis la peli muy familiar . No creo que esta película pretendiera ser de premio…Les ha pillado el éxito desbordante del “boca a boca” totalmente desprevenidos.

Necesitábamos reírnos y no sabíamos cuánto.

Alberto : Es una comedia ligera que se deja ver muy bien, pero no para levantar tanto artículo sesudo a su alrededor…. Y eso que aún no la he visto, pero ya me cuentas si me equivoco mucho.

Pleno total. No te has equivocado nada, Alberto…Es una comedia romántica, ligera y de risa fácil. Se deja ver…fenomenal.

Así que eso es lo que me ha pasado con “Ocho apellidos vascos”. Una experiencia divertida, que nos ha colgado la sonrisa durante un ratito… Quien le busque tres pies al gato, es que está aburrido. Fruto del ocio…

Por cierto, Cute Entre Tules, al final me empaché con las palomitas dulces. Son de vicio y un vicio. Era inevitable coger una tras otra, una tras otra…   La próxima vez, haré lo que tú “Palomitas dulces!!! Me encantan, pero me empachan. Me gusta combinarlas con las saladas. Llámame rara.”

0

Curiosidades

Comer palomitas en el cine : Esta costumbre fue estrenada en Estados Unidos entre 1929 y 1933, la época de la Gran Depresión, que llevó a trece millones de norteamericanos al paro. Entonces, el principal medio de evasión era el cine, un espectáculo asequible para todos los bolsillos. Si querían tener el estómago igualmente entretenido durante la proyección, los empobrecidos espectadores sólo podían permitirse las palomitas, que se elaboraban al instante con una materia prima tan abundante en EE UU como son los granos de maíz.

¿Desde cuando hay palomitas?: En 1948 en cuevas de murciélagos de Nuevo México se hallaron palomitas de maíz, que fueron datadas del 3600 a. C.

En Colombia, durante la época precolombina, los habitantes las hacían como pasabocas en las fiestas de las ciudades, acompañadas de chicha u otra bebida. Durante la época colonial, los conquistadores encontraron restos de palomitas (crispetas) en tumbas de hacía más de 1500 años, sin embargo luego investigadores descubrieron que éstas se hacían ya hacia más de 5000 años A.C.

 

30 pensamientos en “Ya he visto “Ocho apellidos vascos”

  1. Pues sí, pero ahora las palomitas en los cines van a precio de oro. No obstante te mereces el empacho ¿palomitas dulces? sí, y de colorines… A quien se le ocurre, saladas siempre.

    Si que dura poco la peli ¿no? Hará unos diez minutos que te he comentado y ya has ido, has vuelto, te has empachado…

    Tu opinión es la más generalizada y a mí me vale, es suficiente. Lo de los artículos sesudos, e incluso políticos criticando no sé que del respeto a las víctimas y reirse de cuestiones muuuuy serias y blablabla, que yo he leído por varios sitios, pues me voy a callar por no sacar los pies fuera de tiesto como hacen ellos, y es que hay mucha tontería por ahí suelta.

    Besitos, guapa

    • En los blogs, la magnitud espacio-tiempo es diferente y a veces, cuando uno va, el otro ya ha vuelto;-)

      Las palomitas son una ( máximo 2 ) vez al año.No quiero ni pensar las calorías ingeridas , a lo tonto, mientras me reía…

      No puedo decir que no sea una peli para verla en casa.También.En el cine o en tu tele, la misión es la risa fácil.

      Besos!

  2. No me gustó. No. Lo siento. Debo ser siesa, muy siesa, requetesiesa, lo admito pero, incluso, me aburrió. No me resultó nada creíble ni la historia ni los personajes. Sobreactuadas las actuaciones, con ritmo estirado y previsibles tópicazos a cada momento. Necesito reirme como la que más en este país en ruinas pero el chip de los igartiburus” no lo llevo incorporado. Está claro. ¡Qué se le va a hacer!

    • No te resultó creíble porque no es creíble.No te hizo gracia y ya está y que conste que yo tampoco llevo ese chip pero sí que me gusta mucho Carmen Machi..La gracia del arte es justamente esa: la subjetividad.
      La próxima en agenda es Carmina y Revienta….Ya te diré.
      Besos, Lia.

  3. Pues sí, es eso mismo, una historia divertida sin mayores pretensiones, no muy original pero resultona, mi escena favorita cuando van a cenar con el padre de ella :)

    • Esa escena es muy buena y muy real.En mi última visita a tu tierra, me pasó algo similar.:-)
      Ahora bien pienso en aquel día y se me hace la boca agua…

  4. A mí me gustó mucho, no soy muy objetiva con Carmen Machi porque me encanta, más bien pensaba que su papel tenía más relevancia. Y el señor vasco que no recuerdo el nombre me gustó muchísimo
    Creo que, aunque sea una peli sencilla, sin pretensiones, la crisis hace que películas así sean buenas, hace falta reírse, olvidarse un poco y hacer catarsis en el cine.
    Curioso lo de las palomitas, lo malo es que aquí el cine es un lujo ya

    • A mí también me gusta mucho Carmen Machi.Ahora en Madrid, estrena “Los Mácbez” en el teatro y tiene una pinta fenomenal.Es una gran actriz aunque algunos la encasillen en Aída ( a mi me gustaba mucho!).
      Y sí, curiosamente las palomitas han pasado de ser un alimento de la crisis a un alimento de lujo…El mundo está loco.Confirmado.
      Besos, TD

  5. Las “palomitas-caviar” del S.XXI:).

    La película hace reir y pasar un buen rato; puede que no inspire (quién sabe) una reflexión de lo más profunda pero…¿tan malo es querer pasar una tarde de sonrisas?.

    • No puedo hablar mucho de las palomitas, porque me empaché ( de verdad) y ahora les tengo un poco de manía…
      La peli consigue ese efecto tan beneficioso y catártico como es reír y eso es buenísimo!! :-)

  6. A mí .. también me encantan, pero desde la operación bikini, (yo empiezo en enero), pues no las pruebo.. ¿cuánto hace? Pues.. no me acuerdo, pero sé qu eme gustaban, jejeje. Besos :)

  7. No la he visto todavía pero mi hijo sí y me la recomendó. Él ve “vaya semanita” y me dijo que era de ese pelo y que tiene escenas realmente divertidas.
    ¿Los tópicos? Pues son un recurso socorrido en muchísimas grandes comedias en todos los paises y como dicen arriba ¡reirse es sano! :D
    Besazo

  8. YO FUI A VERLA Y ME GUSTÓ, MAS QUE NADA PORQUE NO TIENEN NINGÚN COMPLEJO EN REIRSE DE SI MISMOS, Y SOBRE TODO, PORQUE YA ERA HORA DE QUE FLUYERA LA IMAGINACIÓN DEL CINE ESPAÑOL, QUE LA HAY.
    15 AÑOS CON LOS MISMOS TEMITAS, YA CANSABA.
    Y POR CIERTO, GRACIAS POR LA EXPLICACIÓN FINAL DE LAS PALOMITAS. SIEMPRE SE APRENDE ALGO CONTIGO.
    BESOS
    ANA LA ASMÁTICA

    • Reírse (y más de nosotros mismos) es higiénico para el alma… Eso sí, no hay que comerse t-o-d-a-s las palomitas caramelizadas de colores… ; – )
      Besos, Ana

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s