Luna y Tomates…

Estos tomates fueron cosechados por una amiga … Ya es “cómplice” del exterminio de los tomates…

Se siente. ;-)

tomates cosecha

Le dije : ¿Vamos al huerto a coger los tomates para la ensalada? ( y acabé la pregunta con una risa siniestra y el “clic-clac” de la tijera de jardinería). No dudó ni un instante. Su instinto vegeticida salió a flote y manchó sus manos inocentes, recogiendo esta cantidad ingente  de tomates… Fue fácil y rápido Estaban calentitos por el sol,despistados y nuestro ataque fue por sorpresa.

Gran cosecha.

ole

Y , por la noche, la luna se dejó fotografiar…

luna

 

 

 

14 pensamientos en “Luna y Tomates…

  1. Es evidente, la luna siempre estuvo unida a la maldad, el hombre lobo se convierte en lobo con la luna, las mujeres se convierten en tomaticidas con la luna.

    Anonadado quedo con vuestros aquelarres de terror vegetal, esos bailes malignos alrededor de la huerta, es realmente terrorífico :(

    • Y como disfrutamos….
      Bailecito, brindis con cava y zasca! Y así, uno tras otro… Fantástico.
      Si lo hubieras visto, anonadado es poco. Patidifuso-ojiplático-acojonado.

  2. Los tomates.. preciosos. Y si, la luna del sábado, también la estuve admirando. ¿Te imaginas? Que en el mismo momento que yo la miraba, intentando dormirme, tú también estuvieras admirándola. Es curioso.. la luna, es la misma. Unidas por la luna. Besos :-)

    • Para la próxima temporada, te voy a apuntar al grupo de “Cómplices”.
      Con el cava, necesario para el rito de cosecha, se van todos los escrúpulos. ; – )
      Besos!

  3. ¡Qué bonitos te han quedado! Yo he renovado el sustrato, bastante suicida dado que tenía los tomates a medio madurar… Y milagro!!! Mis tomateras raquíticas han empezado a brotar como si no hubiera mañana. Soy feliz :)

  4. Yo ya he cogido mi primer tomate este año, pero no puedo hablar de su sabor porque no hemos podido meterle mano. Ha sido el primero y, por tanto, el más espabilado, y se vale de unas artimañas que me tienen admirado. Cuando mi mujer abre el frigorífico y le ve, al fresquito, tan desvalido y solitario, el tomate le pone carilla de pena y ella, que es demasiado sentimental (blandengue) sucumbe a sus manejos pseudotomatopicoólgicos y siempre le acaba dejando en paz. Y sin embargo a mí, que me ha visto varias veces abrir la puerta del frigo con un cuchillo afilado en la mano me gruñe y me bufa. Ayer, sin ir más lejos, ya tenía toda la ensalada preparada y decidí dar matarile al susodicho, pero cuando fui a echarle el guante me di cuenta de que no estaba en la bandeja donde se suele apalancar, de la cual ha hecho su madriguera.
    Metí la cabeza un poco en el habitáculo, buscándole por si hubiera rodado hacia otro lugar, quizás empujado por la bandeja con lo que había sobrado de la cena la noche anterior y que metí con poco cuidado y no me di cuenta de que el tomate, sibilino y traidor, se había colocado en la puerta, justo en el compartimento de los huevos, por encima de mi cabeza.
    Gracias a que se le escapó un ligero gruñido de excitación y eso me puso en guardia porque cuando volví la cara hacia la puerta allí estaba el con la boca abierta y una fila de siniestros dientes afilados a punto de tirarse a mi yugular. Me aparté como pude, dándome un golpe con una de las bandejas de la parte de arriba del frigo, justo en el momento en que el tomate saltaba sobre mí con un gritito agudo pero que me llenó de terror.
    Esta vez me he librado por los pelos, pero…¿Y la próxima?
    Ahora estamos subsistiendo a base de latas y telepizza y bebiendo agua del grifo y las cervezas calientes… Todo con tal de no volver a abrir el frigorífico. Ignoro cuánto tiempo puede vivir un tomate en un entorno favorable, a baja temperatura y con muchos víveres, pero no estoy dispuesto a volver a abrir esa puerta hasta que no esté seguro de que ese terrorífico ser se ha convertido en un tomate deshidratado.

    • Lo tienes crudo.Los huevos son cómplices, te lo digo yo ( que ya lo he pasado) y han hecho frente común con el tomate.Hay que buscar una táctica de distracción ( y arriesgada) para ir a por los huevos, primero y el tomate ( ya sin refuerzos) después…
      Delante de la puerta de la nevera, que se os oiga, decir que el médico te ha prohibido los huevos por el colesterol alto. El colesterol es su arma defensiva.Se relajaran.Entonces es el momento de abrir la puerta y ensartar el tomate con un palo de pinchito.No conocen esta arma ( sólo saben de cuchillos )y si tienes buen pulso, lo podrás ensartar ( suena feo pero es efectivo) a la primera…
      Si no, que la suerte te acompañe, querido amigo.
      Gracias por exponer tu situación ( será útil para muchos que pueden estar amenazados por tomates o huevos).
      Besos y ánimo!
      NB” si lo necesitas para la supervivencia, puedo enviarte rúcula y guindillas.

  5. por fin este año estamos invadidos de tomates…. y por suerte, no me ha tocado coserlos a mi…. ya llevamos seis ristras…. se aproxima un invierno surtido de ramallet….
    una abraçada tomatiguera

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s