Ni una palabra.

No es necesaria ni una sola palabra para transmitir toda la emoción de esta bella historia.

No hay que ser de ningun lugar concreto, ni profesar religión alguna. Ni ser de un color u otro. No hace falta saber ningún idioma.

Es para todos… o por lo menos,  para los que quieran mirar y deleitarse.

Es una de esas joyas de animación para los niños grandes.

Ni una palabra.


Un pensamiento en “Ni una palabra.

  1. Pingback: Corto y sin palabras… | Non Perfect. El blog imperfecto.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .