Ordeno y mando.

He leído que no se puede poner en imperativo el verbo “ser feliz”. Más que un mandato, es un deseo…Pero, oye, los budistas, por ejemplo, creen que la felicidad está en la voluntad. Que es una meta y que está a nuestro alcance.

Así que , inexplicablemente, porque de budista no tiene nada, me ha salido la vena del “ordeno y mando” y he decido hacerlo en imperativo. “Sed felices!” (Nota :  Según la RAE el “ordeno y mando” es : Actitud rígidamente autoritaria o situación de abuso de poder. Disculpadme la actitud rígidamente autoritaria y eso …)

Después me he dado cuenta de que, lo he escrito en segunda persona del plural y me quiero incluir. Yo también me aplico el mandato…

O sea, querido lector de este blog imperfecto, esto es una orden- para todos- para esta Navidad y hay que acatarla.

¡A serlo!

 

NB : Los Duendes Navideños, son mi DIY navideño. No puedo evitar volver a utilizarlos… ;-)