Quítate el sayo, ya.

Estos días que se avecinan, de canícula insospechada (¿No era la cosa que “Hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo?”), me han hecho avanzar el temible episodio “cambio de armario”. Este fin de semana, delante de mis narices, desplegada por todas las camas y sofás de la casa ( y también colgando de los picaportes de las puertas), toda mi ropa.

Toda esa ropa con la que podría vivir dos o tres vidas. Prendas de hace años que viven bajo el yugo del “¿Y sí?” y que esperan que algún día (que no te digo que no) las saque de su letargo. Mientras esas toneladas de camisetas, faldas, pantalones, etc., etc., se van acumulando en mi armario, yo voy repitiendo modelito de forma incansable, como si de un uniforme se tratara. Es lo que tiene el ser humano: es incomprensible

La norma de eliminar lo que no te has puesto la temporada pasada, no me sirve. Ni de cinco temporadas. Me da penica y, además, esta ese dichoso “Y sí…”, siempre presente.

Entre mañana y el jueves, se espera que las temperaturas asciendan unos 15º, de golpe, en mi zona ( Barcelona). ¿15º? ¿Nos vamos a poner a 30ºC / 35ºC? ¿Tengo que sacar ya el lino y las sandalias? Pues sí . Sin avisar. Y lo más alucinante es que, el viernes, descenderán otra vez, de , golpe, esos 15º …

Pero yo ya no volveré a guardar mi pack de vestuario veraniego. Eso de ordenar los armarios se hace sólo una ( tediosa) vez antes del verano.

Lo siento por el refrán, que deja de ser cierto. Ni 40 de mayo, ni nada. El sayo ya molesta.

Mañana, como máximo, pareo y biquini  ; – )

Y que vengan esos 15º C de más…

 

 

sayo

NB 1 : SAYO: era una prenda ancha y sin botones que cubría el cuerpo hasta la rodilla

 NB 2 : El 40 de mayo, que correspondería al 9 de junio, popularmente se usa en el refranero español para designar una fecha avanzada de la primavera en la que hace buen tiempo.

Tal y como se hace referencia en la época en que desaparece completamente el tiempo invernal por el más cercano al veraniego, se apunta también acerca de la necesidad de prevenir los constipados por desabrigo. (Wiki)