Lo normal es que me guste.

Vaya por delante que, mucho me temo que este no es un post imparcial. Más bien, todo lo contrario.

Si mezclas : 1) que me gusta el estilo de Isabel Coixet , 2) que admiro a Ferran Adrià, 3) que el Cap de Creus me enamora y  4) que tengo especial predilección por los trabajos de la agencia de publicidad Villarosàs , todo bien mezclado y lo agitas y me pones delante de una televisión a ver el nuevo spot de Estrella Damm para este verano , el resultado será un : me encanta!.

 

A mi alrededor,  las opiniones son diversas y más bien negativas. “Como el de Formentera, nada. O el crucerito de Cadaqués a Menorca … Esto de El Bullí, no.” La mayoría de los encuestados ; – ) , lo consideran el peor de los anuncios de la serie “Mediterráneamente”.Además, la canción dicen que no entra tan bien…

Yo creo que lo que ha pasado esta vez es que , este chico que , a punto de abrir su restaurante, recuerda su stage en El Bulli y a su amor de verano. Y está bien lo del amor ( con una preciosa Elena Anaya) pero estos chicos, no dejan de estar trabajando en pleno verano. En los anteriores, la cosa iba de “fiesta”, de aspectos lúdico-veraniegos. En este, curran ( y se divierten) pero curran… Esta situación se aleja completamente de la realidad . Y la realidad , en forma de nuestros propios recuerdos veraniegos, era lo que evocábamos en los anteriores anuncios. En este, claro, que seas uno de los seleccionados para hacer un stage en el mejor restaurante del mundo, ya es de por sí bastante improbable…pero no hay que irse a los detalles…En un país con un 46% de tasa de paro juvenil, el propio hecho objetivo de trabajar , es una utopía del más alto nivel…

La canción“I wish that I could see you soon” de Herman Düne  : Hay melodías A) que entran a la primera, otras que B) lo hacen tras un período de repetición y  c)las que no entran nunca. Creo que esta canción es del tipo B. Al final, gustará. No marcará la B.S.O de nuestras vidas, pero nos pondrá de buen humor cuando la oigamos, este verano. Al tiempo…

El spot es diferente a los anteriores , pero utiliza sabiamente cosas tan carismáticas y tan “lovemark” como Ferran Adrià, El Bulli o la Costa Brava. A mí me ha gustado muchísimo ver el hermoso Cap de Creus, Empùries y sus ruinas ( y el Dios Escolapio!) y esos escenarios tan conocidos y queridos … Y es una forma, bellísima, de promocionar una zona especialmente hermosa de la costa catalana.

Finalmente, el slogan “A veces lo normal puede ser extraordinario“, sintetiza eso de lo que hemos hablado tantas veces: los detalles simples, los happy seconds, el disfrute de los placeres sencillos… Lo mejor, la gráfica que los representa en la terraza de El Bulli : una cerveza y un par de huevos fritos.

Es que es muy bueno.

N.B : Dicho desde mi parcialidad.

Los anteriores : ¿Una cervecita en Formentera?  y  Envidia cochina