El ajo Rambo.

A ver, ¿Cómo es posible que tenga el mismo efecto una “estaca clavada en el corazón” que un…ajo? O una bala de plata y el ajo… Si lo piensas detenidamente, el ajo es, no sé, como una especie de Rambo.

Una súper arma mortífera con los mismos poderes destructores que un estacazo o un balazo…

Eso sí, sólo sirve contra vampiros…

Pero…¿Por qué un ajo? ¿Por qué no un pepino, por ejemplo? He buscado respuesta a estas preguntas :

Cuando Bram Stocker creó el personaje de Drácula (1897), lo hizo inspirándose en Vlad Tepes, un príncipe de Valaquia que vivió en el siglo XV.  Según numerosas fuentes, ‘Vlad el empalador’ (como era conocido) padecía una enfermedad llamada ‘porfiria eritropoyética’ la cual se caracteriza, entre otras cosas, por retraer las encías, causar fotosensibilidad (fotofobia), anemia y en la que la ingesta o contacto con el aroma que desprende un ajo puede agravarla. Esta característica de la enfermedad,podría ser el origen de esta relación extraña entre vampiros y ajos.

Y como todas esas cosas que se convierten en Mitos y Leyendas, la atribución de las propiedades “mágicas” del ajo, se fue desarrollando, en cada lugar de forma diferente, desde la Edad Media hasta los tiempos que corren.

Algunos investigadores piensan que la interconexión podría provenir de la costumbre de los enterradores a ponerse una ristra de ajos al cuello, para así camuflar los hedores a los que se enfrentaban. Podría ser.

En los Países Bajos, colgaban ajos en las puertas de las Iglesias…

En Alemania, creían que cuando uno moría, durante las primeras noches, el muerto estaba “No Muerto” y buscaba sangre de familiares cercanos para alimentarse. Los reconocían por el olor ( reconocible en cada persona) .Para evitar ser “identificado”, los asustados parientes se frotaban la piel con ajo…Supongo que un buen peeling, por cierto…Nada mal como tratamiento cosmético en la Edad Media.

Búscale la razón científica o la sobrenatural. Sea por lo que sea, el ajo y el vampiro, se llevan mal…

Y ya que tengo ajos en el huerto, no voy a desdeñar su poder repelente.Que vampiros, los hay… Y creo que los de estos tiempos, son peores que el de Bram Stocker

 

 

Lo que podía haber sido…

Lo que podía haber sido… No os lo podéis imaginar!

Durante mi período de huertana del tomate, tuve que librar peligrosas batallas con los cherry

Quise registrarlo en esta bitácora, para que quedara constancia de lo que allí estaba pasando y más, si a mí me ocurría algo… Cada vez que salía a regar, ponía mi integridad física en peligro (a demás de ser una especie de “barra libre” para el mosquito trigre)…

Sé que muchos pensaron que todo eso era fruto de mi imaginación pero hoy, he encontrado pruebas de que los tomates se están organizando para acabar con nuestra especie. Ya hay otros que lo han alertado en el pasado…

Lo que viene, aviso, es lo peor…

Cuando he visto estas escalofriantes imágenes, he pensado que me había librado de una buena y bien gorda. Para la próxima temporada, si hay huerto y tomates ( igual ha acabado conmigo antes ; – ) ), pienso defenderme .

Ahora, con un poco de stevia, ajos y lechugas ( y el perejil, The King), el huerto me parecía menos peligroso pero…mi alivio ha durado poco.

De los ajos, también hay rumores siniestros…

Esto acaba de empezar…

 

 

 

El thriller del ajo.

Spoiler : Es terrorífico.

Ya ha llegado el momento de hacerlo y esta vez, estoy más preparada. Tengo la cabeza seleccionada y espero poder extraer unos dientes hermosos…Ahora mismo, es una cabeza dura y seca pero si las cosas van bien, pronto conseguiré su versión más tierna…

Sólo debo enterrar y cubrir, por lo menos con 10 cm de tierra. No es mucho y no tengo muy claro si lo tapará del todo así que me he decidido por hacerlo a un par de metros bajo tierra. Es más seguro… Si tengo paciencia y espero unos meses, conseguiré que se ponga tierno…

Y es que me encantan los tiernos pero me es muy difícil encontrarlos. La idea de convertirlos en tiernos, por eso, me la dio un huertano que me explicó como hacerlo en mi huerto urbano o en una maceta. “ De la cabeza, seleccionas los mejores dientes. Los plantas y los cubres de sustrato (es importante enterrarlos con la punta hacia arriba). Si te esperas un par de meses, verás los tallos grillados y ya estará tierno. Para recoger”.

Quería seleccionar la opción maceta pero al final, me he quedado con un sistema mixto: un pequeño parterre para la cabeza y el cuerpo y la maceta para enterrar los dientes.

Creo que lo voy a hacer ahora. Para esta ocasión,  he preparado cloroformo y tengo el hacha bien, bien afilada. Las tenacillas quirúrgicas también están a punto. No quiero que se me mueva cuando le corto la cabeza, como la última vez…Tardé dos semanas en limpiar el estropicio…Ya he cavado el hueco dónde insertaré el cuerpo decapitado…Para la cabeza, esa tan dura que tiene ( me he buscado uno de esos tozudos y toscos), he preparado otro hoyo. La enterraré tras haberle sacado los dientes. Esos sí que los voy a plantar en la maceta…

Esta vez, creo que mi búsqueda de un hombre tierno casi ha acabado. En unos meses, lo tendré así… Tierno, tierno…

Lo que sigo sin entender es cual será la punta correcta (“Plantar con la punta hacia arriba”) pero creo que lo enterraré con los pies hacia arriba…Así, no me dará yuyu cuando lo vaya a regar…

Making Of : Esto es lo que me han inspirado los ajos…El huerto me está volviendo loca. Lo sé… Ya lo he asumido. ; -) Estos ajos me los ha regalado un huertano senior para que experimente con los ajos tiernos o ajetes ( que me encantan!), cuando mi temporada ( hostil) cherry haya acabado. No sé cuando será, porque los tomates estos no paran de crecer y de dar más flores…