Chitty Chitty Bang Bang…

: – )

Los que recuerden a ese loco inventor y su familia y …su coche volador, han leído estas cuatro palabras “Chitty Chitty Bang Bang” con una entonación particular…

Este post quería ser un “Elogio a mi coche” pero al querer definirlo cariñosamente, ha aparecido Chitty Chitty Bang Bang destellando en mi memoria y no he podido evitar ilustrarlo con este Ford de 3.0 litros V6 ( parece una quedada pero esto es lo que “es” este  famoso modelo. Fuente, aquí. ).

Mi coche es mi Chitty particular. Estos últimos tiempos, tengo que hacer más kilómetros, surcar la ciudad de una punta a otra… Esto me estresa especialmente ( ya hace tiempo que vivo lejos de la ciudad) y pensaba que iba a ser más “traumático” pero… mi coche ha minimizado el impacto.

De usarlo poco a usarlo mucho, he pasado de cuidarlo poco a cuidarlo …bastante. Luce limpio y ordenado y huele a un perfume fresco . El oso “Capitán” , regalo de unos amigos de una noche de Feria (y que me acompaña en mis coches desde entonces, 12 years ago), sentado en la parte posterior. En el coche, he vuelto a redescubrir la radio. De tanto redescubrirla, me he cansado de oír las mismas cosas ( cansinas) y he redescubierto la música.

Mis experiencias con el iPod no ha sido satisfactorias ( me convierte mis canciones en 300 CD , sin título!!!) pero , gracias a eso, he estado escuchando recopilaciones (de esas que me hacía antes), con títulos como “Favoritas Pils”, “Sept 2007” o “Don’t look y otros”. Ya he hablado alguna vez, de mi incapacidad para rotular y clasificar mis creaciones musicales, así que como los títulos de los CD no me dicen nada, cada uno es una sorpresa ( agradable). Muchas de las canciones , se asocian a recuerdos que me hacen pasar un buen rato mientras conduzco. Otras melodías, son fruto de esas fases de “me-gusta-mucho-una-canción-machaconamente” , así que si me gustaron en su momento, me suelen gustar ahora… Casi todas.

Me he acostumbrado a subir el volumen cuando descubro una de esas canciones “top de las tops”, cosa que debo rectificar ya que vivo ajena al mundanal ruido exterior ( lo que incluye ambulancias, sirenas , etc…). Además, si la canción se lo merece ( y recuerdo la letra), puedo cantar a voz en grito ( me desestresa, de verdad)…

Esta tarde, me ha pasado con una canción de esas que “recopilas” por una circunstancia puntual que no define tus preferencias. O sea ,  ¿Por qué tengo grabado esto ? Es el caso de “Sin Miedo a nada” de Alex Ubago. Nada que decir de este cantautor pero no es de mi “estilo”. Soy más negra. Hace unos años, unos días de convivencia con mi sobrino de 16 años, enamorado hasta las trancas ( via chat ) de una chica , con la que se intercambiaba canciones y mensajitos me conectó a Ubago. Esta es la canción que “ella” le envió y con la que nos sometió a tortura musical por agotamiento. Si no la escuché 1000 veces, no lo hice ninguna… Cuando se presentó la versión de la canción con Amaia Montero, tuve la conexión “afectiva” y la grabé en mi Biblioteca…

Hoy, me he encontrado tatareando con fuerza y convicción el  siguiente estribillo ( que casi recordaba perfectamente) :

Me muero por conocerte, saber que es lo que piensas, abrir todas tus puertas,y vencer esas tormentas que nos quieran abatir.
Centrar en tus ojos mi mirada, cantar contigo al alba,
besarnos hasta desgastarnos nuestros labios.
Y ver en tu rostro cada día, crecer esa semilla, crear, soñar,dejar todo surgir, aparcando el miedo a sufrir (A dúo)

Evidentemente, los del coche de al lado ( que me han acompañado muchos semáforos más), se han muerto de la risa. Mañana, prometo contenerme…

…Aunque, quien sabe… Si leéis que un coche negro se ha puesto a volar por Barcelona, al ritmo de Alex Ubago ( en vez del mítico Chitty Chitty Bang Bang) ya sabéis quién va a bordo.

; – )