En tierra firme…

La belleza de estas fotos reside en el mar, pero, sobre todo, en el espacio amplio que aparece casi solitario… Es un casi, porque hay una sola foto en la que no existe presencia humana. Hay una soledad absoluta y, es curioso, porque es el lugar dónde unos seres humanos han ideado un espacio para el uso y disfrute de otros seres humanos…

Una pista de vóley playa vacía. Nadie en tierra firme.

En cambio, en esta otra foto, en el mar, está la tripulación del velero y las barquitas que se le cruzan…Nadie en tierra firme (menos la gaviota que se adivina a la derecha) pero…algunos en el mar.

Y, al final, avisto a dos personas paseando tranquilamente, en este espacio amplio, solitario y bello…

Por fin, alguien en tierra firme…