#NuevaRealidad (Hola, bien.)

Hola,  luna creciente de noviembre.

Mientras tu vas haciendo tu ciclo, invariable, aquí abajo las cosas están más o menos bien. O más o menos mal…

Seguimos pandémicos. Ahora mismo, mientras escribo, estoy en confinamiento perimetral municipal y toque de queda a las 22:00 h. El virus sigue contagiando en todo el mundo, pero se anuncian vacunas prometedoras, aunque con un toque tipo bazar/zoco, de eso de “a ver quién da más y más pronto” , que le están restando el rigor científico que el hecho merece. Aún con este matiz , vamos bien.

Mientras tanto, en Estados Unidos, el país con más contagios por #covid, primera potencia mundial y la democracia más antigua del mundo, parece ser que vamos a asistir a un aberrante final del que se va . Lo importante no es cómo será de folclórico . Lo importante es que se va. Y con el adiós, vendrán estrategias contra el virus. Bien.

A nivel local, los aciertos de unos y los errores de otros se utilizan para jugar a estrategia política, de partido y de poder. No hay forma de que se vaya a una, coordinando, cooperando, ayudándose…No hay manera. Increíblemente mal.

Hace unas semanas, en una video llamada a un ser querido ,  cuando le pregunté cómo estaba , me dijo : aquí, aguantando la mecha.

Así estamos aquí abajo : aguantando la mecha.

Pero, bien.

NB 1 : Aguantar alguien la mecha, o mecha

  1. locs. verbs. coloqs. Sufrir o sobrellevar resignado una reprimenda, contrariedad o peligro.

NB 2 : La mecha   es un tubo de algodón, trapo o papel, relleno de pólvora, para dar fuego a minas y barrenos. De ahí que se tratara de aguantar o esperar hasta el último momento para soltarla.