La envidia infinita

envyEstaba poniendo gasolina,  cuando me ha llamado la atención una pareja que estaba en la zona de aire para neumáticos.  Estaban comprobando la presión de las ruedas de un coche muy viejo y hecho polvo que según he oído cuando cotilleaba, era de la hermana de la chica. Los dos ,  jóvenes ,  se reían con complicidad mientrás seguían con sus cosas, haciéndolo todo rápido para ponerse en ruta cuanto antes…

Por las sonrisas y la actitud me he imaginado que eran amantes , con esa ilusión tan de esos años…Felices por estar unos días de vacaciones, libres… Con cuatro euros, un coche viejo y la expectativa , en el más alto nivel al que puede llegar.

Se han ido.Y les he envidiado.

Por la ilusión, sobre todo,  que a esa edad, sale de forma natural y que despues, debemos esforzarnos en “fabricar”.

He llegado a mi destino y he ido a comprar. En la cola del super me he encontrado con una conocida.  Arrastraba        ( literalmente) a sus dos hijos, mientras intentaba hacer lo mismo con el carrito. Me ha explicado su plan de vacaciones ( me canso solo recordándolo) y yo le he hablado del mío,  que sin ser nada especial, es más…relajado. Me ha envidiado.

Más tarde, en la sobremesa , he asistido a otra encadenación infinita de envidias : el dueño del restaurante que no tiene vacaciones ( “Tú sí” , te recuerda), la novia fea que se mira a la novia guapa del amigo de su novio, la pareja solitaria que mira la mesa de la pareja con niños con nostalgia, la pareja con niños que mira a la parejita ( ellos no la ven solitaria, la ven romántica) pensando en todo lo que podrán hacer después, solos, sin niños y con ese cava tan rico….

El vecino que quiere ( pero no le llega) el coche que tiene el del 4ºB, la mujer del del 4ºB que piensa que el vecino dedica tiempo a su mujer y su familia, no como su marido que siempre está trabajando…

Yo te envidio, tu me envidias, todos nos envidiamos.

Todos necesitamos / deseamos algo que no tenemos, no podemos o no somos. Y como eso es lo que hay, envidiamos a los que tienen, pueden o son. De la misma forma, estos nos envidian:  nosotros tenemos algo que ellos necesitan/desean y no tienen, no pueden o no son…

Es el círculo vicioso de la envidia infinita…

Típico de humanos.

envi

 

NB : Se ve que el tema se “corrige” con la edad : “poca gente es ajena a este tipo de resquemor: el 79,4% de las mujeres y el 74,1% de los hombres confesaron haberlo experimentado en el último año. Pero si se centraban en las edades de los entrevistados, los psicólogos ya detectaban diferencias importantes: mientras que el 80% de los menores de 30 años decían haber envidiado a alguien, el porcentaje entre quienes habían cumplido más de 50 caía al 69%.” Estudio de la Universidad de San Diego ( California)

16 pensamientos en “La envidia infinita

  1. La vida te va enseñando a amar lo que tienes, apreciarlo, valorarlo, y saber que nada es perfecto, pero que por lo que sea, devenir, destino, elecciones, estamos donde estamos.. y hay que rescatar el estar bien en cualquier situación.
    Besos :- )

  2. Profunda reflexión la de esta entrada.
    Curioso el dato final, en el que parece haber una correlación entre envidia y edad.
    Podría ser debido a que a mayor edad, menor energía vital, y hasta para envidiar hace falta tener energía. Pero yo prefiero achacarlo a una mayor sabiduría. Será porque me estoy haciendo viejo…

  3. La envidia de los demás algunas veces nos abre los ojos de las cosas que tenemos y solemos ya no ver. Saludos desde un envidiable y envidiador México

  4. Me congratulo de haber salido desde hace mucho tiempo de esa espiral de envidias que no llevan a nada. Sólo podemos envidiar la salud cuando no la tenemos, lo demás es tan material y tan ambiguo que no tiene sentido pararse a envidiar nada. ¿Quién te dice que teniéndolo estarás mejor? Nos han educado para competir, y no hay nada más erróneo. Sólo hay algo de lo que debemos tener envidia. Volver debajo de aquél árbol :)

    • Hay una envidia del “tener” pero también la hay del “ser”. Hay la mala pero también una buena, que está ahí como un mecanismo de desarrollo. A veces, la envidia buena te puede hacer mejor…Yo creo que la mayoría de cosas, en la dosis justa, puede ser positiva.
      NB: El Drogas, gran cantautor.;-)

  5. No es solo saber que no es necesario el espiral de envidias, sino algo mas sublime es decir ” envidien me soy la mejor versión de mi mismo y sigo subiendo”, mucho tiene que ver con aceptación y autoconocimiento, capacidades, limites, aspiraciones realistas.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s