Un Touch…

touch

Estoy acabando de ver la serie Touch. La empecé sin expectativas, con el único objetivo de que un capítulo me hiciera más liviana la elíptica y mi sesión diaria de ejercicio y ¡Oh, sorpresa! Me está encantando…

Lo que más me fascina es la idea general en la que se basa la serie: Todo lo que nos ocurre está predeterminado por la probabilidad matemática. ¡Mates!!!!

No hay azar, ni coincidencias.

Todo es explicable con matemáticas.

touch2

El hecho de que yo no perciba esas reglas matemáticas, no significa que no estén ahí y que no haya seres humanos capaces de leerlas pero a mí, que soy más de letras, me cuesta entender que existen y que rigen …todo. Ya le dediqué un post a la sucesión de Fibonacci y la proporción áurea… Y sigo sin comprender como ese número algebraico irracional puede explicar tanto la Mona Lisa como la forma de una caracola…

fibonacci

Al final va a resultar que el destino está predeterminado por las matemáticas…

Glups!

touch3

NB: La serie Touch tiene como protagonista a un niño, aparentemente autista, que ve el mundo a través de los números…

En el primer episodio, la voz el niño (que no habla en la serie), nos dice esto:

 “La proporción es siempre la misma. 1:1618, una y otra vez. Los patrones se esconden a plena luz del día. Sólo hay que saber dónde mirar. Las cosas que para la mayoría de las personas son un caos siguen en realidad sutiles reglas de comportamiento. Galaxias, plantas, conchas marinas.

Los patrones nunca mienten. Pero sólo algunos de nosotros somos capaces de ver cómo encajan las piezas. Vivimos 7.080.360.000 personas en este diminuto planeta. Esta es la historia de algunas de esas personas. Hay un antiguo mito chino que habla sobre el hilo rojo del destino. Dice que los dioses han atado un hilo alrededor de cada uno de nuestros tobillos y lo han unido a todas las personas cuyas vidas estamos destinados a tocar. Este hilo puede estirarse o enmarañarse, pero nunca se romperá.

Todo está predeterminado por la probabilidad matemática, y mi trabajo consiste en seguirle la pista a esos números, en hacer las conexiones para aquellos que necesitan encontrarse, aquellos cuyas vidas necesitan tocarse. Nací hace 4.161 días, el 26 de octubre del 2000. Llevo vivo 11 años, 4 meses, 21 días y 14 horas. Y en todo ese tiempo…no he dicho ni una sola palabra.”

4 pensamientos en “Un Touch…

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s