Alechugamiento.

Dices: “lechuga” y parece poca cosa… pero la lechuga es mucho… Su nombre es Lactuca Sativa L  (aunque lo de Sativa pueda llevar a confusión, hablamos de lechuga, lechuga) y es una verdura que proviene, supuestamente, de Asia. Ya la conocían persas, griegos y romanos y su cultivo remonta a hace más de 2.500 años. Ahí nada. Cuando miro mis Lactucas , pienso que descienden de un gran linaje que esta aquí, mucho antes que el mío . Merecen un respeto.

Y es que el ajo me sigue llamando pero la cosa va lenta. Tras la plantación de las cabezas, sólo ha aparecido un tallito rebelde y, de momento, de los demás, ni rastro. En cambio, los cogollitos de lechuga, han ido creciendo y adquiriendo un tono verde precioso que es una alegría verlos…

Así que , como en esto del huerto voy cambiando de estrategia y estoy  a la espera de la explosión del ajo tierno, me he centrado en la lechuga.  Esta planta, tiene poderes sedantes : favorece el sueño y disminuye la ansiedad. Es por eso que se recomienda consumir por la noche, para facilitar conciliar el sueño. Aporta grandes cantidades de fibra y es muy poco calórica pero para aprovechar las vitaminas y los minerales que contienen las hojas, se deben consumir ( sobre todo) las exteriores. Yo hago justo lo contrario: tiendo al centro , tierno y verde clarito…

Además de propiedades diuréticas y antisépticas, en mi casa la lechuga se utilizaba como colirio natural. Lo hacía mi abuela: hervía unas hojas con unas gotitas de aceite en el agua. Colaba y cuando el líquido resultante se enfriaba, nos lo ponía en los ojos con una gasita…Truquis de abuela, vamos. De los de verdad.

Y si quieres rizar más el rizo, podríamos decir que la lechuga es una verdura “artística” también. Si alguna vez, cortáis el tronco ( yo lo llamo troncho ) como en la foto, se convierte en un estupendo estampador de flores…

Hoy explicaba esto mismo que os estoy contando y me han advertido del problema de la lechuga. Se ve que es absolutamente adictiva y que tiene un poder de infiltración en la mente que te convierte en un ser alechugado. Claro, una que es curiosa, ha preguntado qué significa eso. “No lo quieras saber”, me han respondido- “Creo que ya tienes los primeros síntomas”.

No creo que sea por este paraguas que he estrenado hoy, día de lluvia en Barcelona.

Ni por estos increíbles zapatos que me he comprado esta mañana…

Me he quedado tan intrigada, que al llegar a casa, he investigado en san Google, esto del “ser alechugado”. El resultado ha sido terrorífico.

No sé si mis lechugas controlan mi mente. De momento, parecen pacíficas y amistosas y creo que estoy a salvo del alechugamiento pero, estaré atenta a cualquier cambio. Nunca se sabe como puede acabar esto del huerto…

Voy a cambiarme , que esta noche salgo a cenar y estreno vestido…

¡Qué no! ¿Ya pensabáis que me había alechugado, no?. Que no cunda el pánico : el vestido es este. ; – )

33 pensamientos en “Alechugamiento.

  1. Ja ja, no sé si estás alechugada, pero loquita perdida desde luego, que creativa y que original que eres, me lo paso pipa con las entradas de tu huerto, pero vigila las lechugas de cerca, que no me fío…
    Muchos besos

  2. A mi particularmente la lechuga me gusta mucho, es el ingrediente principal de una ensalada, junto con la cebolla y el tomate.
    Yo que soy murciano, la lechuga murciana es muy buena, por cierto.
    Un Abrazo :) .

    • Hola Joaquín,
      Inexplicablemente tu comentario estaba en SPAM.Rescatado!
      Este verano estuve en Murcia y disfrute de su Huerta ( en mayùsculas)Los ajos que he plantado, me los regalaron allí.Así que mi pobre Hierto Urbano , tiene aires ( Bueno, ajos) murcianos.
      Un beso.

  3. Vaya, coincidimos en algo, yo evidentemente no como lechuga, es pecado, pero a la mujer, cuando le hago las ensaladas (que vaya, nunca las he probado pero dice que me salen muy buenas) siempre le echo hojas del centro, cuando más tiernas y claras mejor, a mí pues eso, para ella me parece bien, es un alimento barato, por 50 céntimos tienes un lechugón para tod la familia.

    Ahora, lo del vestido…. no lo veo.

    Besos querida, lechuguicida….

  4. Si hasta a las 8 de la mañana se te lee con gusto. ¡Viva la lechuga! pero que sepa ¡eh! que por los madriles han perdido el sabor y parece que comes papel, ¡lástima con lo que me gustaba. Alechugate, que no es malo de suyo :)

    • Hola Murimar,
      En Madrid y en Barcelona.Son lechugas de atrezzo…
      Tengo la esperanza que estas, sepan a lechuga, lechuga ( espero no sufrirde ese síndrome de alechugamiento, pero si caigo, todo sea por lad lechugas!!)
      Ahora bien , te confirmo que para hacerse un vestidito, la lechuga no funciona…; – )
      Besazos.

  5. Jajajajajaja, el vestido es hermoso :)
    A los ajos dales tiempo, esperarán a la luna :)
    ¿Otra vez paraguas? jajajajajaj
    Me apunto lo del colirio. Muy muy interesante. Gracias a tu yaya y a ti :D
    Muaaaac

  6. Como eterno gordito “a-régimen”, no me queda más remedio que zamparme entre 274 y 312 lechugas semanales, así que me lo sé casi todo de ellas…

    ¡Y las cambiaba todas, y parte de mi colección de máquinas de escribir y de discos de Neil Diamond, por una Whopper! Sin lechuga, claro ;–)

    Un besote de fin de semana.

    • Eres un pozo de información sobre la lechuga y eso, me interesa….
      Lo de la Whopper es muy duro, Alter.¿Colección de máquinas de escribir y Neil Diamond? Creo que te está afectando el síndrome del alechugamiento….
      No lo vayas diciendo por ahí, que algún desalmado te plantará una Whopper delante de tus narices y se llevará todos los discos….
      Besos ( con bacon)

  7. Si es que la lechuga es peor que la drogaína. Todo tu mundo se vuelve verde.
    He echado de menos una imagen del espectacular vestido con los impresiones zapatos, el conjuntito lechuguil completo.
    Si esto te pasa con la lechuga no quiero pensar la enganchina que vas a pillar cunado se junten con los ajos ¡Madreeeee!

    Otra cosa de la lechuga: potencia o favorece la retención de líquidos en el organismo por eso mejor escarola o cualquier otro tipo de pasto recula, canónigos, ricio…..

    Besos

    • Ostras! ¡Será por la retención de líquidos que el vestido de hojas de lechuga, las iba perdiendo a cada paso!
      Tienes razón , se avecinan momentos de locura en este huerto mío… ; – )
      Un abrazo, Nergal.

  8. Tus lechugas son muy guapas, pero el ajo es fuerte y se quiere hacer notar. Después he de decirte que el paraguas me encanta, sobre todo cuando está cerrado porque me imagino un día de lluvia con el paraguas en la mano antes de abrirlo y la cara de la gente, y luego de repente, ¡plaf! como por arte de magia la lechuga se convierte en paraguas… ¡Me encanta!
    Besos
    Ana

  9. Pingback: Lentamente… | Non Perfect. El blog imperfecto.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .