Aquí estamos.

Aquí estamos. No me voy a quejar demasiado, porque nuestra cuidadora es simpática y, de momento, parece tener mucha paciencia. Nos trata, a todos, con mimo. Lo que pasa es que sabemos lo que han pasado otras generaciones y no nos acabamos de fiar demasiado. Por mucho que las cosas empiecen así de bien, no nos olvidamos de El Mártir de la Mata.

Sé que estaremos aquí unos meses, hasta que…No puedo ni mentarlo. No quiero hablar de eso…Aquí estamos, pues. El espacio es pequeño. No hemos tenido la suerte de otros pero, hay luz de sol en abundancia y una buena provisión de agua fresca de lluvia.

La señora, cada tarde, sale de su casa y se encarga de nosotros. La muerte de Pepita, la dejó muy triste pero ha sabido sobreponerse y sigue dándonos de comer y de beber. Ninguno de nosotros entendemos por qué nos habla tanto…No sé, es raro. No le vamos a responder nunca y tampoco nos comunicamos por señas. Aun así, ella insiste cada día. Confesaré, por eso,  que siempre es agradable que te animen a crecer y ponerte hermoso.  Es verdad que pone una voz de falsete un poco absurda y con un tono cantarín pero…es la que nos da el alimento.

Mi familia vive en estas tierras desde el siglo XVI. Mucho antes, ya estábamos establecidos en América. Me cuesta verme reducido a esto, yo, un auténtico Solanum Lycopersicum pero es lo que tiene la evolución y todos esos seres humanos, empeñados en hacernos crecer, en los espacios más inverosímiles.

Aquí estamos. En un huerto urbano. La semana pasada, presenciamos el suicidio de una lechuga. Nuestra dueña y cuidadora, mientras canturreaba, regó demasiado a la pobre Pepita que era más pequeña que el resto … Le gritamos que nadara pero ella se dejó vencer . Al día siguiente, sus hojas marchitas sirvieron de abono para el resto. Siempre la recordaremos…

Ya se acerca la hora de riego. Voy a disfrutar de ese ratito de placer….Nos alimentan con agua de lluvia y eso es un lujo. Estos meses que me quedan , los disfrutaré. Hasta… No quiero ni mentarlo… Dentelladas, cuchillos, agua hirviendo, fuego… Mejor ni pensarlo. Me encomiendo al El Mártir de la Mata para que lo mío sea lo más liviano posible.

Pero, si es posible ,a  dentelladas, no.

Mientras llega…aquí estamos.

NB : El Mártir de La Mata  es una de las más temibles torturas del siglo XVIII para un tomate .Toma su nombre de Juan de La Mata, repostero y cocinero español , que en el año 1786 publicó un libro en el que aparece una de las primeras recetas con tomate que se conocen. Antes de pasar a la receta, dejo el título del libro que merece un espacio privilegiado. Si alguien titula algo así, merece la pena divulgarlo :

Arte de Reposteria en que se contiene todo género de dulces secos y en líquido, bizcochos, turrones, natas , bebidas heladas, y de todos los géneros, con una buena introducción para conocer las frutas y servirlas crudas”.

La Receta

“Después de asados tres o cuatro tomates y limpios de su pellejo se picaran encima de una mesa lo mas menudo que se pueda, puestos en su salsera se añadirá un poco de perejil, cebolla y ajo asimismo picado, con un poco de sal, pimienta, aceite y vinagre y todo bien mezclado e incorporado se podrá servir”.

27 pensamientos en “Aquí estamos.

  1. Tampoco he recordado darte el pésame por la muerte de Pepita, lo lamento de veras. No es de extrañar que sus compañeras tengan miedo de como van a terminar.
    Genial el monólogo “lechuguil”
    Un abrazote

    • De lo que piensa el pollo,hay algunas pelis de dibujos animados muy recomendables.Recuerdo Chicken Run. Es divertida.
      Aunque…me has dado una idea. ; – )
      Este texto, me lo inspiró un comentario de Al, de lechugas y tomates. Ahora, tú me inspirarás uno de un pollo. : – )
      Por cierto, estoy “apalabradamente” desesperada. No hay quién pueda contigo, Josmanu.
      Besos.

  2. Me he liado, me he olvidado de la lechuga y he llegado a creer que guardabas luto por alguien querido. Me he llevado un buen susto. Pepita pasó a mejor vida; estate tranquila.

  3. Hermoso relato de las “amigas lechugas”… me ha encantado esa personalización, y dan ganas de achucharla… ¿a tí no? Jejeje, yo también le hablo a mis plantitas, pero bajito, casi en un susurro. Sé que me escuchan. ;-)

  4. Niña, menuda birria de entrada ¿no?, ¿y para esto vas fardando?, anda que…

    En fin, qué decir, sinceramente, sin exagerar, meditando la respuesta…..

    Acojonante, sí, de principio a fin, qué grande eres By.

    Ahora, lo del tomate ya es la hostia, con perdón.

    Besos.

    • Niña, se trata de compartir, tú no te preocupes que cuando los enlaces son de viagra y tal ya los voy quitando yo, podías ponerlo, puedes ponerlos, tú mejor que nadie sabrás si el enlace tiene que ver, es interesante o tal, después de tantos arrumacos virtuales mi casa es la tuya, se supone, ¿no?.

      Luego veo el enlace, que la perra ha visto que hace sol y quiere salir a estirar las patas y a oler unos cuantos meados de otros perros.

      Abrazos, exagerados.

  5. Si le pones voz y alma a las lechugas y tomates te va a dar pena comértelos, y están tan ricos….
    Muaaaaakkkkk
    Ana

  6. “Se me acaba de ocurrir una cosa”; bien. “Un cameo”, mejor… Pero te pintas bien y mal: vale, humor principal… La salsa, pues he de intentarla.
    En la imaginación fluida estás y en el enlace con otras sustancias. Vamos, en el gusto y todos tan contentos.
    Pues gracias por las delicias. Te saludo como mereces.

    • Gracias, Al.
      Has sido el inspirador de este texto… Me das el instante en el que se me ocurre…
      El cameo ha sido muy divertido. He estado a punto de vestirme de “jardinera de ciudad” para reírme más aún. ¿Te imaginas?. Botitas de agua ( muy monas) de color verde caqui, delantal con bolsillos ( también de ese color pero con algún rótulo “vintage” tipo Gardener),cestita de mimbre con herramientas que no sabes para lo que sirven, una pamela ( nueva y rígida, con un adornito color caqui también)… Con todo eso puesto, sales y riegas… No hay que olvidar, canturrear. ; – )
      La salsa, la intentaremos.
      Un abrazo merecido.

      • Paso de puntillas por esta entradilla, excelente By,¿vale?. Sigo: buena suerte que ese cameo ahora ampliado, tan coloreado, queda lindo: es buenísimo y apto para imaginar su misma escenificación vía comedia. La “jardinerita de ciudad”, becaria de nada y práctica perita de bastante, ha quedado, ¡qué menos! de maravilla. ¡Jo, By, ufff…, estás senbrada!

        Los cabales que pudieran haber sido invitados a ese evento, estarían en su recuerdo, felices seguros, y en el remanso de las risas. En esas, y porque incorporado, me instalo con cierta complicidad llana.

        Imagina que imagino: perfecto estado de revista, completo equipo de campaña, ánimo alegre, ardor guerrero hortelano, desprecio del fuego solar, maniobra directa sobre el objetivo a restaurar y canturreando no sé que estrofilla locuela al compas del en ristre… Pues sonrío y bien festivo…

        Gracias, pues, pero las mías sobre las tuyas: las finas y buenas ocurrencias en el mérito que tú levantas. Tu viveza y alegría, reconocerá el merecido saludo y afecto que te remito en franco modo.
        Amiga, si me lo permites, superior fin de semana

      • Qué idea! Un huerto de humanos.Ahora que estoy aprendiendo a entutorar los tomates, me han venido unas imágenes muy buenas.Sí, esto es estar mal…

        • :D ¿Sabes?, hoy me acordé de ti en las compras, me voy a saltar la dieta, me he comprado un kilo de cerezas, tienen una pinta asombrosa y ya están a precio asequible.

          Ahora, para acompañar y que me hagan menos daño me he comprado 200 gramos de bacon.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .