La soledad del ajo.

He cometido el primer error en este segundo ciclo de Mi Huerto aunque, tras una investigación previa a este post, me ha aliviado saber que el fallo es subsanable.

Supongo que el sabio huertano me dio la información correcta y yo la distorsioné y no la recuperé, en condiciones, el día de la siembra. Tiene tela , el fallo de los ajos, ya que me esperé a la Luna Azul de finales de agosto, para liarla ( con numerito esotérico incluido) en el momento de su plantación…

¿Qué cual es el error del ajo?

Hoy, tocaba sesión fotográfica. Este,  es un huerto pacífico y sin elementos hostiles tipo los tomates cherry, (que en paz descansen) pero sí que tiene un punto de divo. Le gustan las fotos, los paparazzi, el público ( ovacionando) y todas esas cosas de los star-system. Así que, dispuesta a complacer , salgo con mi cámara y cual es mi sorpresa al ver que ya han salido tres ajos.

Un momento:  ¿tres?…Tres. Y entonces, reflexiono:1 diente de ajo = 1 ajo tierno . O sea, la producción de ajos tiernos potenciales en este momento es de tres. Tres!

¿Cuántos se sembraron? ¿Doce? Ese es el límite máximo que puede alcanzar mi gran producción : doce ajos tiernos… Busco información y descubro que lo que tenía que haber plantado era la cabeza ( completa) para obtener un manojito de ajetes, de cada una de ellas…

Triste. Ellos acostumbrados a vivir en grupo, apretaditos, montados, juntitos y voy yo y los condeno a la soledad del ajo. Y , además, siguiendo escrupulosamente un marco de siembra de un palmo para alejarlos más.

Lo voy a arreglar, plantando cabezas enteras en los espacios intermedios. Sí, los manojos serán más jóvenes y me arriesgo a un conflicto generacional pero se me rompe el corazón de verlos, ahí, solitos y, además ( para qué vamos a engañarnos) ¿Qué hago yo con doce ajos tiernos? Eso , no me da ni para un revueltito…

Aún estoy a tiempo…

32 pensamientos en “La soledad del ajo.

  1. Mala mujer, dejar solitos a eso tiernos y jóvenes ajos con lo ricos que están en revuelto. Anda, anda y arreglalo que cuando salgan todos, con conflicto generecional o sin él me voy a hacerte una visita.

  2. Ay por dios! como hortelana no tienes precio, más te vale no pretender cosecha para vender por los mercadillos. Eso sí, el perejil está asalvajao, que barbaridad!
    Me encanta tu huerto, tiene personalidad propia.
    Muchos besos, en espera de fotos con los compañeros ajos

    • Mi producción es estratégica para almacenar alimentos para el fin del mundo, este año…
      ; – )
      Estaré encantada de proveer de alimento a todo amigo de este huerto.Inma, un ajo es tuyo.
      Abrazos!

  3. Todo tiene arreglo, y si no, por las tardes te sientas un ratito con ellos y les cuentas como te ha ido el día.
    Reconozco que el perejil me tiene arrebatado el corazón. Que alegría de verde, de mata, que energía. Uhm… yo quiero ser peregil :-D

  4. Así me gusta, que fomentes la convivencia intergeneracional entre los ajos, ahora, que encima te recrees llamándolos “tiernos”, en plan “os voy a meter en una tortilla y os vais a cagar”… no, me duele horrores, pobres ajos, ¿qué hicieron ellos?.

    Ajocicida¡¡¡¡

    • Creo que en algunos lugares, se llaman ” ajetes” .En mi casa , los llamamos ajos tiernos ( la tortilla de mi madre, insuperable).
      Y más que te va a doler, cuando los arranque , los trocee con un cuchillo afilado y los tire a una pira ( puedes llamarlo sartén) de aceite hirviendo…Ja, ja, ja ( risa siniestra)
      No me va temblar el pulso.; – )
      …Se me olvidaba : Oh líder!

  5. Tres..,tres…, ¡test, tachánnn!
    Bueno, By, es tu destino opcional; pero para contemplar la soledad, yo miro al olivo, a los olivares… Y nunca caeré… ¿como lo acaba de decir el gentil Des, muy señor?… Ah, sí “””ajocicida”””…
    Eres muy imaginativa -si lo sabremos- pero estar en el límite de lo muy fuerte.
    Sin bromas, un gran saludo.

  6. Bueno….. a poco me matas de jarta ha reír que me pegado, ¡madre mía!
    Hay que ver como son estos ajos, !!que hippies!! viviendo en comuna.
    Siendo de está guisa no creo que tengas problema generacionales, en cualquier caso los jóvenes se comerán a los viejos, si no lo haces tu antes ;)

    Un fuerte abrazo

  7. jajajajajajaja Que bueno! yo hubiera cometido el mismo error… gracias por la información, por cierto el perejil esta hermoso! Una vez plante perejil y a los pocos días digo “mira están saliendo yerbajos y me van a joder el perejil”… y los arrancaba… si, ríete el perejil no salia ni de coña.
    Besos posesos.

    • By Pils, parafraseándote un poquito permíteme que te ponga un pequeño poema que encontré por ahí:

      Con tres ajetes por banda
      para echar en la cazuela
      cena abundante ¡No cuela!
      aunque añada el perejil.
      Sé que los tres algo traman
      pues los veo muy unidos
      ¿serán desagradecidos ?
      pues¿Que tienen contra mí?
      yo solo quería un revuelto
      aunque fuera muy precario,
      y ahora van los muy falsarios
      y tratan de escapar de mí.
      ¡Sabed ,pequeños bastardos,
      que vivís gracias a mí
      que os planté cuando la luna
      estaba color añil.
      Ysi “sus” ponéis cansinos
      “sus” cambiaré por pepinos
      y “sus” arrancaré de aquí.
      cocinaré la tortilla
      con ajos tiernos de bote
      no digo que no se note,
      pero esto será así.
      Que a los díscolos ajetes
      de extraño comportamiento
      ¡lo digo como lo siento!
      ¡Que les den por el o….!

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .