Fake de mi abuelo.

En alguna ocasión he hablado de mi abuelo en este blog. Es mi inspiración para una novela que , tal y como va la cosa, no acabaré nunca pero que conecta con su oficio de zapatero en la Barcelona de la posguerra. Natural de Zaragoza, vivió en Barcelona y hay unos años de guerra que , sabemos, que estuvo en Francia. Siempre ciudades. Él era un urbanita con ganas de naturaleza.

Me doy cuenta ,ahora, que su huerto , de tomates y habas exclusivamente,  en un terreno que compró para “salir de Barcelona” era de urbanita. Y que los espárragos que cogíamos en los pinares, era lo que veía hacer a los lugareños. Parecía de allí pero era un urbanita disfrazado.

Cuando veía algún pino tapizado de hiedra, se afanaba a sacarla. “Esto, ahoga el pino”, nos decía. Así que cuando vi la hiedra en el árbol salvado del post anterior, pensé que debía sacarla.

Pues resulta que no. Las raíces no ahogan al árbol. Son raíces aéreas, livianas,  que solo buscan un soporte sobre el que deslizarse , en la búsqueda de la luz. Por eso ascienden hasta la copa del árbol, si les dejas. Su raíz terrestre es la potente y es difícil que no pueda convivir en armonía con las del árbol.

Sus flores de color verde y amarillo proporcionan néctar para los insectos , sobre todo abejas y mariposas, en un momento en que hay pocas flores. La abeja Ivy (hiedra en inglés)ha adaptado su ciclo de vida alrededor de la hiedra. 

Allí donde estés , yayo, lo de la hiedra era un fake.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.