Borrar lo imperfecto

Te regalan un borrador mágico y con él, puedes eliminar todo lo que no te gusta de tu vida y de tu pasado. En unos casos, se borraría mucho y en otros, sólo algunos detalles . Por último estarían los que no borrarían nada de nada y , aunque son pocos, son afortunados de no necesitar «matizar» ni el más mínimo segundo de una vida.

Yo me clasificaría en el término medio. No dudaría en dar un «delete» a algún problema de salud ( tanto mío como del entorno), a alguna persona a la que no borraría como existente pero si eliminaría de mi existencia, alguna situación de esas que me avergonzaron ( los examenes orales de Historia, los dictados de Francés, los horripilantes momentos gimnásticos del potro,…), algún momento en el que me dejaron y en el que dejé, …Como se puede ver, además de los malos momentos universales que todos conocemos, lo demás se reduce a algún indeseable que hay que exterminar y las cositas de la edad del pavo. Sé que tengo suerte.

Mi vida, como es normal, convive con otras vidas : familia, amigos, compañeros de trabajo. Todas esas vidas me dan una información del entorno y, no sé por qué, en los últimos tiempos parece reflejar un entorno muy imperfecto : todos desean ese borrador mágico. Cada uno con su película pero todos preocupados .

Uno que descubre que debería haber nadado y guardado la ropa y , ahora, con la crisis, ya no tiene bañador… Y ha bajado la marea. Otro ser humano que sufre por el amor imperfecto. Ama lo que tiene pero anhela con una intensidad desgarradora lo que no tiene. Este, Tippex en mano, no sabría que borrar. Aquel que no sabe como ha entrado en el círculo vicioso de la salidita nocturna con cebollón extracorpóreo, sin el cual ya no sabe divertirse, que le ha cambiado el carácter y que se ha convertido en su enfermedad. Los que no saben como pagarán la hipóteca el mes que viene . Aquellos que no se quieren pero no se pueden separar por que no llega. Uno al que lo dejan cuando cree haber encontrado el amor perfecto…

La mala noticia es que no tenemos borrador. Ni mágico, ni nada de nada.

Debemos tomar decisiones y acertar. O equivocarnos. En la misma cosa o en cosas diferentes pero metiendo la pata hasta el fondo, again. Y aunque sea una putada ( siento esta palabra, pero tiene la fuerza justa necesito. Sorry!) es así como vamos aprendiendo y como vamos configurando nuestra personalidad que,a esas alturas, ya es imborrable.

Lo único que podemos hacer es elegir con la convicción de que vamos a acertar. Qué tomaremos el buen camino, que nos haremos más grandes y no necesitaremos el Tippex mágico. En caso de que esto falle y nos equivoquemos, el siguiente paso es avanzar. Reaccionar.Seguir. Elegir, de nuevo y pensar que esta vez si que el sueño se va a hacer realidad y, por fin, acertarás.

Just Do it. Nike (1988)

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.