No es mi cumpleaños!

 

Este fin de semana , he visto la adaptación de “Alicia en el País de las Maravillas” de Tim Burton. Sí, ya se que voy tarde pero no las tenía todas conmigo: ¿El tono siniestro de Burton y la dulce Alicia? ¿J.Deep de Sombrerero Loco? ¿No era un pirata?… Así que la experiencia, nacía con ese gesto de Fuuussshhhh! ( se acompaña de movimiento de mano y cara de resignación) y un “si no hay más remedio…”.

Me gustó mucho. Me fascinaron esos tonos sombríos y a la vez, coloristas. Me encantó ese Johnny Deep de grandes ojos verde-amarillos…. Mi única apreciación sería, que la pobre Alicia está ojerosa toda la peli pero, es muy guapa y lo acepto, como concesión al estilo Burton.

Mi toma de contacto con el mundo de Alicia, me ha hecho pensar en ese concepto  que es  El Feliz No Cumpleaños.

 

 

Ya de entrada os digo que hoy,  celebro el mío. No os voy a confesar cuantos cumplo. Para eso, debería  multiplicar 364 x el nº de años que tengo y saldría una cifra astronómica que prefiero no conocer. Me escudo en la timidez ( y coquetería femenina)…pero, el resto de variables que conforman este “concepto” me parecen brillantes :

1)      Pasamos de tener 1 día de celebración, a tener 364.

2)      De la misma forma, podríamos comernos 364 tartas de No Cumpleaños.

3)      Organizar 364 fiestas al año de No Cumpleaños.

4)      Recibir regalos, 364 días al año.

5)      Mimos ( atención! ), los 364 días del año…

Por otro lado, deberíamos revisar alguno de los “ritos” que acompañan nuestras celebraciones tradicionales del cumpleaños ( el normal, el de una vez):

6)      Lo de los “tirones de orejas” .Si se celebran los No Cumpleaños, con toda la parafernalia, podemos sufrir una elongación de los lóbulos de las orejas.

7)      Lo mismo con las velas. Nada de esa manía de poner las velas, una a una… Imposible. Pasan a ser de dos dígitos.

8)      Ya no habría “Fiestas Sorpresa de No Cumpleaños” porque al celebrarlo, cada día, ya se convertiría en una rutina.

9)      También sería interesante que hubiese un sistema de acumulación de tickets de regalos que vas a cambiar. Por Internet, con un código. Algo simple.

Uno puede plantearse que, así, esto del cumpleaños pierde la gracia pero… depende del enfoque. Hay a quién les das 364 días para “celebrar” y los aprovecha todos. O muchos… Y están los que no lo saben hacer…A veces, ni un día…

Entonces, más que celebrar un No Cumpleaños ( con todas esas tartas y regalos), lo interesante es el cambio de enfoque que pretende el Sombrerero Loco.

Celebrar, cada día.

Y, por un día, le voy a hacer caso.

Felicidades a los que hoy celebráis el No Cumpleaños!!!!.

Podéis uniros a mi fiesta… ; – )