Una Tontá de Nobel de Literatura.

Este post forma parte del proyecto “Tontás” del Blog “Mis queridas personas”.

“Llueve mansamente y sin parar, llueve sin ganas pero con una infinita paciencia, como toda la vida, …”.

Camilo José Cela es un personaje muy especial. Lo es en el siglo XX, en el mundo  y en mi vida, en particular, aunque sea por una tontá...Así que voy a utilizar esta tontá para hablar de este gran escritor, Nobel de Literatura, Marqués de Iria Flavia, Senador, Miembro de la Real Academia de la Lengua Española y Gran Provocador.

Sus novelas son joyas literarias en las que Cela, pule y cuida nuestro idioma y lo hace con virtuosismo, ajustándolo con precisión ( y sencillez) :

Los mismos cueros tenemos todos los mortales al nacer y, sin embargo, cuando vamos creciendo, el destino se complace en variarnos como si fuésemos de cera y destinarnos por sendas diferentes al mismo fin : la muerte”.

Esta es una exquisita micro porción de La familia de Pascual Duarte, su primera novela de éxito. Después vendrían otras novelas La Colmena, La Catira ,Madera de boj, etc. ; libros de viajes como El Viaje a la Alcarria, Del Miño al Bidasoa, Judíos, moros y cristianos ; narraciones breves recogidas en Apuntes Carpetovetónicos  , obras de teatro, cientos de artículos periodísticos…

Una personalidad destacada en la prosa española y reconocida a nivel internacional, con la concesión del Premio Nobel de Literatura (1989). También un tipo especial que parecía tener mal talante y que era capaz de hablar de su capacidad de absorción anal en un programa de televisión, como si tal cosa…

nobel89

Mi primer contacto con este escritor es extraño. Mi padre, tenía un libro en su biblioteca que no nos permitía leer. O sea: estaba prohibido. En aquella época se me antojaba un libro muy atrayente. ¿Ya os he dicho que estaba prohibido? Cuando mis padres se iban y nos dejaban solos, nos las apañábamos para localizar y llegar a ese libro: el de las fotos. Y con esos textos oscuros…El título: “Izas, Rabizas y Colipoterras “. Fotografías del Barrio Chino de Barcelona y las prostitutas, clientela y entorno en los años 60. Pequeños relatos de Camilo José Cela, acompañando las fotos de Juan Colom. Aún hoy, me produce una cierta sensación de que estoy leyendo algo…prohibido.

Más tarde, tuvimos que leer a Cela en el colegio.  Siempre me gustó La Familia de Pascual Duarte, así que no fue mucho problema. Después, en los ochenta, lo veía por televisión con ese carácter…especial

cela2 En los 90, tuve el inmenso placer de conocer personalmente al flamante Premio Nobel de Literatura (aunque para mí siempre sería el “señor que había escrito el libro prohibido”). Me gustaría explicarlo con humildad y con la emoción que me produce, ahora, rememorarlo. Hace muchísimo tiempo que no recordaba esa noche especial. Y es que me sorprende pensar que viví esa experiencia de una manera más o menos normal y, ahora…me parece una pasada. El tiempo da un baño de brillo especial a según qué recuerdos, supongo.

En esa época, para mí en la Universidad, me atreví a enviar un relato a un Concurso en Valencia y… gané. Para ser más exactos, compartí el primer premio con un afable escritor, ya mayor, que se había retirado a vivir en Peñíscola, después de muchos años de trabajo en Ginebra, en El Club del Libro Español de la ONU . Ese hombre fue mi mentor y maestro en mis primeros pasos en esto de escribir. Eran tiempos de correo manuscrito, de envíos de mis cuentos, escritos a máquina, que él me devolvía corregidos y con “asesoramiento”. Un día, me llamó por teléfono para invitarme a una “cena de gala” en su casa, para homenajear a su gran amigo Camilo José Cela. ¿? Con veintipocos aquello me sonó galáctico…

Recuerdo a mi pareja, alquilando un esmoquin. Yo misma, con un chal de seda (de los que sólo te ponías si ibas de boda y siempre te lo dejaba alguien que tenía uno bueno). Aquella casa, imponente. El jardín iluminado y el Sr. Cela y Marina Castaño, sentados en unos butacones de mimbre, saludando a los invitados. Después, mi amigo me lo presentó y le habló de ese premio compartido. Yo estaba un poco atemorizada. En plan “Tierra , trágame”. Y, además, el chal me resbalaba continuamente por los hombros… Fue amable y prometió enviarme un libro dedicado.

Al cabo de un tiempo, recibí un paquete de Peñíscola. Dentro, había un libro , con una nota “De parte del maestro” y una dedicatoria.

cela3

 Ni que decir tiene que fueron tiempos de leer mucho a Cela y que tengo una especial debilidad por él. Será por esos dos libros únicos y llenos de recuerdos que hoy, están en la biblioteca de mi casa: el libro prohibido y “mi” libro dedicado.

cela1

Todas Las Tontás , en el Blog “Mis Queridas Personas”

Todo sobre Camilo José Cela, en su Fundación.

NB : La Fundación convoca la tercera edición del Concurso de Microrrelatos, que este año está  dedicado a la novela ambientada en Galicia “Mazurca para dos muertos”, por la que el escritor recibió el Premio Nacional de Literatura en 1984.

La frase de inicio de todos los microrrelatos será el arranque de Mazurca para dos muertos:

“Llueve mansamente y sin parar, llueve sin ganas pero con una infinita paciencia, como toda la vida, …”.

1250 caracteres. Hasta el 9 de marzo.

Bases , aquí