Las caras.

Pensé que era un Tió navideño tardío y abandonado, pero, de repente, a cada paso, una cara.

Aprovechando el lienzo de las ramas podadas.

Es Forest Art. O Beach Art, a elegir.

Y es que detrás de esos pinos retorcidos por la brisa del mar y llenos de caras, estaba esto.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .