El antropólogo alienígena.

 

antropologos

“He llegado al lugar en el que la tribu hace provisión de los elementos necesarios para su hábitat. No deben competir para conseguirlos. Hay en grandes cantidades y los intercambian con su peculiar sistema de trueque,  con esos papeles y plásticos que tienen mucho valor para ellos.

Los miembros de la tribu recorren pasillos sinuosos y retorcidos hasta que localizan los útiles que requieren.Van siguiendo los caminos de ese laberinto sin descanso.Algunos llevan unos grandes contenedores, colgados al hombro, de lo que parece un material sintético de color amarillo.

En una zona concreta, encuentran unos vehículos rudimentarios con dos ruedas que les sirven para transportar los útiles que han seleccionado. Estos, están distribuidos en otra área de pasillos, en las que existen unas señales gráficas que les proporcionan las coordenadas para localizar los artefactos y útiles que van a conformar su entorno vital.

Se observa que los miembros de la tribu deben lidiar con volúmenes descomunales : altos, largos y anchos . Para muchos es difícil llegar al punto en el que toman posesión y más difícil aún , transportarlos hasta el hábitat. Se observa que se organizan para ayudarse.

Se comprueba que no todos los especímenes tienen la misma habilidad para reconstruir los artefactos que recogen totalmente troceados. Muchos no parecen haber desarrollado la aptitud ligada a la motricidad fina y a la compresión de las instrucciones de montaje.  Deben dedicar más del doble de tiempo previsto en la ejecución de esas tareas. Durante ese período, verbalizan palabras malsonantes y otras , en un sueco deformado, de difícil comprensión para este investigador.

Se confirma que, una vez estructurado el hábitat con todos los artefactos dispuestos, los miembros de la tribu experimentan una gran satisfacción.

Concluyo que el placer ante el artefacto recompuesto debe ser la recompensa que se obtiene tras el laborioso proceso para su consecución”

El antropólogo alienígena y su visita a IKEA.

5 pensamientos en “El antropólogo alienígena.

  1. Menos mal que pusiste la nota final; “El antropólogo alienígena y su visita a IKEA”. Estaba más perdido que en un centro comercial, y ya es decir.
    La viñeta es muy real en algunos lugares.
    NA: Tengo que reconocer que me gusta ir a Ikea. 
    Besos bien montados.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s