El Rebelde.

 

Siempre me he considerado una persona muy corriente. Muy sensata. Muy juiciosa. Muy conservadora. Muy de no molestar.

Soy contable en una empresa de exportación , tengo un utilitario, un físico que ni me dirías guapo pero tampoco feo y vivo con mi madre, que es viuda y que necesita que la cuiden. Soy hijo único.

No hay nada en mí que se pueda identificar con un “rebelde”. Sí, Rebelde como lo era James Dean. Ese tipo de rebelde…Pero…lo soy. Y mucho.

Ese es mi gran secreto. Descubrí que era capaz de ser rebelde, el día que mi ex novia me dijo que, “lo de casarnos e ir a vivir a casa de mi madre, Ni pensarlo”. Curiosamente, yo ya lo había pensado. Lo pensaba continuamente. Infringía la norma de no pensarlo…Ya era un rebelde

En la siguiente ocasión, Mamen, una compañera de la oficina, me respondió con  un “Ni lo sueñes”cuando la invité a tomar una copa, al salir del trabajo. Y la cosa es que lo soñé. Despierto, sí, porque dormido no sé que pasa…No me acuerdo de lo que sueño pero…despierto. Eso es otro cantar. ¿Quién me podía impedir soñar con Mamen, y esas…?¿Quién, eh? Así que lo soñé y me rebelé. ¡Qué bien se siente uno siendo rebelde!

Lo malo es que, ahora, mi rebeldía me ha metido en serios problemas.

El cuerpo de mi jefe, inerte, muerto, tendido en el suelo de su despacho, después de sufrir un infarto. Ha sido justo después de que le comunicara mis aspiraciones de aumento de sueldo y le informara de las transacciones que he estado realizando en paraísos fiscales. Yo , me había hecho muy rico…

Se ha puesto muy rojo, muy violeta, se ha llevado la mano al corazón y se ha desplomado a mis pies. Lo último que me ha dicho es : Por encima de mi cadáver”. Y  yo… soy un Rebelde, ¿Por encima, no? ¿Eh? Así que…Mamen me ha encontrado pasando por encima del cadáver de nuestro jefe. He visto el terror en su rostro y la he dejado gritando mientras aceleraba mi  huida.

Mi plan de trasvase de fondos, empezó a gestarse la primera vez que pedí una mejora salarial. Mi jefe me dedicó la frase “ No en esta vida” y pensé que la mejor forma de rebelarme era …creando otra vida.

Tras mi rebelión  , saqué un pasaje de avión para las Islas Caimán.

Es el que he utilizado para para largarme del país, con toda la pasta…

Ya estamos aterrizando. He sonreído a la azafata, que es una preciosidad, y como esta es ya, mi otra vida, me he atrevido a invitarla a cenar. Ella, también me ha sonreído muy educadamente y, de la misma forma, me ha susurrado: “Ni en tus mejores sueños”.

Lo que ella no sabe que es soy El Rebelde.

He cerrado los ojos y, despierto, he soñado mi mejor sueño

18 pensamientos en “El Rebelde.

    • Ya ves. El tío está en las Caimán, con un mojito espectacular, estirado en una tumbona comodísima, leyendo estos comentarios.
      Lo oigo reír desde aquí.;-)
      Besos, Cándido

  1. jajajaj pues me has dado un montón de ideas para convertirme en chica mala e ir a todos los sitios y dejar de ser la chica buena que sólo irá al cielo…… hoy mismo empiezo el desfalco, nos vemos en las lslas caimán???

    muy bueno!!!

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s