Micros (foto-inspirados)

Fotos que inspiran micros…

 

Un préstamo.

Te envío mil mariposas. Pero no creas que sólo son mariposas…

Cada una, encierra la promesa de un lugar. Todas juntas, son el mundo.

mariposas

Te las presto por un tiempo…

Después…volverán a vivir en mi estómago…

mariposas2

La fórmula secreta.

Quería encerrar los buenos momentos.

Quería  conservar la esencia,  sin fecha de caducidad.

Investigué y estudié. Busqué por todo el mundo, pero nadie sabía como sellar los recuerdos y mantener las sensaciones frescas e intensas.

Y, entonces, en un sueño, alguien me susurró al oído la fórmula secreta:

 

1)  Introduces una fotografía del momento  en una botella de vidrio.

2) Antes de cerrarla, debes acercar tu aliento y dejar escapar tus palabras.

3) Describe el momento, como si fuera poesía y deja que se deslicen los adjetivos, como una capa de barniz sobre la foto.

4) Cuando veas que brilla, deja de hablar. La botella ya está llena de recuerdos…

botellas

10 pensamientos en “Micros (foto-inspirados)

  1. Preciosa entrada, como siempre. Aunque hay algo que no entiendo muy bien de la expresión “Tener mariposas en el estómago”.
    A ver, el estómago es un órgano muy agresivo que está constantemente segregando ácidos para disolver todo lo que cae en él.
    Si las mariposas han tenido la mala suerte de caer en un estómago no tardarán mucho en quedar deformes por la acción del ácido.
    A mí que me lo expliquen.

    Más suerte tendrían otros seres vivos que intentaran colonizarnos introduciéndose en nuestro cuerpo.
    Ejemplo (que comprendo que rompa la magia y quite el glamour a eso de las mariposas):
    – Tener lombrices en el culo. El culo no se defiende tan contundentemente como el estómago y por ello las lombrices aguantarían más que las mariposas. Pero claro, no queda muy romántico decir: “Tengo lombrices en el culo” en lugar de “Tengo mariposas en el estómago”
    – Tener piojos. Tres cuartos de lo mismo.
    – Tener una candidiasis… Pues eso.

    Cualquiera de las tres opciones tiene el inconveniente de que pican, pero queden como propuestas políticamente menos correctas para sustituir a eso físicamente imposible de “Tener mariposas en el estómago”
    ¡La madre que me trajo! Menos mal que me acaban de dar la medicación. Espero no darte la coña tan vehementemente en cuanto me empiece a hacer efecto.

    Pero tu entrada, muy buena.

    • Seguro que cuando Edelmiro se enamora, en vez de mariposas en el estómago, sentirá lombrices en el culo… ; – ) Lo he visto claro.
      Cuídate. No te dejes ninguna pastillita de esas y no abuses de las azules. ; – )
      Abrazos.

    • Gracias , querida.
      Es algo que escribí ya hace tiempo pero me quedó más poético de lo que yo soy ( que tiendo a cero, ya te lo digo)
      Abrazos diabólicos.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s