Nomofobia

Tiempo de Lectura : 4 m.

Acabo de hacerme un selfy con mi médico de cabecera. No me gusta mucho esa cara de asustado que pone pero…yo he quedado muy bien. La voy a subir a Instagram mientras él escribe el Informe Médico.

No entiendo su letra ….¿Qué pone ahí? No…Nomo…Nomofobia.

¿Qué yo tengo Nomofobia? Uf! Suena mal… ¿Será grave? Envío un whatsapp a mi grupo “HipoconUnited”: ¡Estoy en el médico! Enseguida me contestan. Suenan las alertas y notó que el buen doctor da un respingo…

Veo que le tiemblan las manos. Está nervioso…Admito que puede ser culpa mía pero ¿Nomofobia? Esto es nuevo para mí…Y me estoy acojonando.

¡Qué mal escribe, por Dios! Debería decirle que utilice el ordenador pero quiero salir de aquí lo antes posible. Me estoy agobiando y el abrecartas me empieza a pesar. Seguro que es de plata maciza.

Mientras me acaba el maldito informe, voy a consultar que es eso de “Nomo” en mi teléfono. A ver… Según la RAE Nomo es Gnomo : Ser fantástico, reputado por los cabalistas como espíritu o genio de la Tierra, y que después se ha imaginado en forma de enano que guardaba o trabajaba en las minas. ¿Qué? Yo sólo he venido a pedirle mi informe médico. Lo necesito urgentemente para solucionar un papeleo para una indemnización. Según mi amable agente de seguros, sólo había que solicitarlo a mi médico de cabecera…

He llegado a la consulta y me han sorprendido esos cartelitos de teléfonos móviles tachados. En la recepción, una caja de madera con un letrerito que ponía : “Deje su teléfono móvil aquí”. La enfermera me ha dicho que el Doctor ha prohibido a sus pacientes, entrar con el teléfono a la consulta. ¿Tampoco en la sala de espera? Tampoco, me ha contestado la mujer. Como había gente, me he esperado en el vestíbulo mientras consultaba mis mails . He respondido a algunos comentarios del blog y a los Whatsapps que me han ido llegando. Me han llamado del trabajo. Después, me ha llamado mi madre. He oído mi nombre. Al ir a entrar en la consulta,  la enfermera me ha detendo y ha tendido la mano: Deme su teléfono móvil.

Durante unos instantes, he hecho el gesto pero casi en la fase final de la entrega, me ha entrado un mensaje y ese Clinc! me ha vuelto loca. Se me ha nublado la vista y todo se ha puesto de color rojo. Me he aferrado al iPhone y he dicho : No. Él entra conmigo.

Del resto, no me acuerdo. He forcejeado con la enfermera. Lo sé, porque tenía un mechón de pelo rubio enganchado en los botones de mi camisa. Lo siguiente que recuerdo es a este medicucho pidiéndome mi teléfono y negándose a hacer el Informe. Convencerlo ha sido relativamente fácil…

El abrecartas estaba encima de la mesa. Era una buena foto para Pinterest. La he hecho y la he compartido. Más whatsapp.El médico estaba muy enfadado y muy obcecado en que me marchara de allí. He atendido una llamada de una amiga y después he cogido el abrecartas .

Ahora, apunta directamente a su garganta.

Mira, ya le está poniendo el sello ¿Nomofobia? Este tío está mal de la cabeza…

(…)

 

La nomofobia es el miedo irracional a dejarse el teléfono móvil. El término es una abreviatura de la expresión inglesa nomobile-phone phobia“.

nomofobia

 Apps septiembre 2013 (The app date Madrid).Informe completo aquí.

forges

30 pensamientos en “Nomofobia

  1. jejejeje, ¡buenísimo, Inspi!!!
    Aaaaaay, que malita que estoooooy… jijiji

    Te doy los datos, pero con mis justificaciones, eh ;)
    – sí, me lo llevo al baño. Ej que sieeeeempre me llaman cuando tengo las braguitas bajadas… :(
    – no, no lo apago para dormir. Pero desactivo las notificaciones, solo es para tener un teléfono a mano en caso de urgencia porque muchas noches me toca dormir solita en casa.
    – no, no me despego de él para comer… pero ej que sieeeeeempre me llaman cuando estoy comiendo!!! jejejej
    – ¿Cómo puede tanta gente dejarlo en casa de vacaciones??? :lol:
    – mmmm para practicar sexo tampoco lo desconecto, ¡pero descuelgo el fijo!! jejejej

    Vaya… :roll: creo que padezco nomofobia!!!

    Muchos besitos desde el cariño :)

  2. Me ha gustado tu relato.:-)

    Yo no soy “movildependiente”. No tengo activadas alertas, lo llevo siempre en vibración nunca con el sonido activado (en el fondo me horroriza cuando le suena a alguien el movi, hay gente que además lo lleva a un volumen desquiciante, bastante molesto), No me lo llevo para aquí y para allá de una habitación a otra o a la cocina o al cuarto de baño, soy algo despistado y a veces me lo dejo en casa. Reconozco que ahora si que lo controlo un poco más, pero poco, por si llegan noticias urgentes sobre el pequeño.

    NA: Creo que tengo que hacer una entradas sobre los ruidos molestos, ja, ja.
    Besos.

    • Yo soy , también, despistada…
      Este texto me surgió tras buscar ( desesperadamente) el móvil por toda la casa (ya no tengo fijo) y darme cuenta que no me podía comunicar…Y tenía! que comunicarme… Fueron unos minutos tensos…
      Besos!
      NB : Sí, ese post está a punto de surgir… ; – ) Un ruidito más y…

  3. Superinteresante, bypils. De ahí puede salir un buen argumento para una novela (de hecho llevo algunos meses dándole vueltas).
    P.D. Hace seis años que tengo el mismo teléfono móvil. Uno normalito sin internet niná, pero al que le dura la batería 4 ó 5 días, y…algo maravilloso e increible: Me sirve para hablar con él. Por supuesto no tengo guasap (o como coño se diga) pero, eso sí, bastante guasa. A mi no me pillan (por lo menos de momento)

    • Yo no soy muy de mensajitos. Ni de hablar mucho por teléfono ( en el ámbito personal)…
      Pero…tengo un iphone y hago fotos. ; – )
      NB : venga! Esa novela!

  4. Yo no sufro de eso. Ayer bajaba con mi hijo a Madrid en el coche y a mitad de camino me dí cuenta que me había dejado el móvil en casa…otra vez.
    A mi hijo se lo llevan los demonios, pero es que no entiende que yo me he criado sin telefono pegado a mi vida. :P
    Besazo

    • Es que el concepto de “localización” es nuevo para nosotros… ;- )
      Me acuerdo cuando llamaba ” el novio” y te esperabas , rondando la zona del fijo…Y la pregunta, al llegar a casa, ¿Me ha llamado alguién?
      Pronto, el modelo góndola con cable rizado estará en un Museo de Historia…o Arqueología…
      Besazo!

  5. jejejejeje No tengo miedo a dejármelo, no me lo llevo al año, no como junto a el y tampoco lo apago para dormir… Tengo la clave para la cura jejeje ¡NO TENGO MOVIL!
    Besitos querida By.

  6. Jeje, tengo una al lado, ya te puedes imaginar. Consigo que coma, cene y duerma sin el móvil, poco más, lo que peor llevo es que no me mire a la cara cuando le hablo.

    Es curioso ésto de las palabras, ésta la escuché hace muy pocos días sin saber lo que era, me tuve que ir a Google (desde el ordenador) y de repente empiezo a verla por todas partes. Me ocurrió lo mismo con “procrastinación” flipé con ella la primera vez y luego la he ido encontrando, es como si se pusieran de moda. Por cierto si no recuerdo mal la de procrastinar la vi en tu blog por primera vez.

    Besos

    • Escribí un post sobre Procrastinar ( que tiene tela) porque yo también lo oía mucho…De 0 a 180 en diez segundos ;-)
      Con las fobias es un no parar.Hay una fobia nueva, cada día.Ayer oí a uno que tenía fobia a las Google Glass…
      Besos!

  7. ¿Pero en serio existe gente que no se lo lleva al baño???
    En mi casa se llevan hasta el portátil, con eso te lo digo todo!!!
    (Yo confieso que me llevo el móvil, pero porque siempre lo llevo en el bolsillo de los pantalones, al portátil no he llegado, pero básicamente porque me resulta incómodo, jeje)
    Besos.

    • Yo no me lo llevo al baño…Llamada perdida segura.;-)
      Pero no lo veo tan raro, la verdad.En el baño se lee mucho y ahora , la lectura está en dispositivos móviles.:-)
      Besos, Boticaria

  8. Yo lo confieso sin pudor, aunque con una pizca de remordimiento: estoy enganchadísima al móvil, me lo llevo para todos lados, a veces me lo llevo al baño para ver las fotos en Instagram y colgar algunas de las que he hecho, en un día normal siempre estoy pendiente de él (también lo uso para trabajar puesto que mi labor como CM con el rte lo hago en parte con el teléfono y me lo llevo a dormir porque es mi alarma. Eso sí: si estoy sentada a la mesa con alguien respeto ese momento por educación, no me pongo a chatear y si tengo que responder un mensaje por lo que sea pido disculpas y lo hago rápido (aunque soy de las que tomo fotos para usarlas después). No soporto las mesas donde la gente no conversa por estar con el teléfono
    Pero sí, tengo cierto nivel de nomofobia :(

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s