Va de ventanas…

ventana

La tele acababa de estrellarse contra el patio de luces creando un extraño mosaico con las astillas del  cabezal de la cama. Odiaba aquel cabezal, “tapizado con flores a lo Marta Stewart” había dicho aquella víbora… Lo había abandonado… Sacó la poca ropa que quedaba en el armario. Aún había un leve rastro de su perfume… Ella. …¡Ja!  Se había quedado de piedra. Y él…¡Como se había reído!  ¡Qué a gusto, por Dios!

Nunca serás nadie”. “Eres un fracasado”, “Necesito a alguien que me dé seguridad”… Sus palabras seguían retumbando en su cerebro, al ritmo de un tam-tam continuo. Y después aquello de “pobre capullo”. Eso le dolió. Le dolió mucho. ¿Quién era ,ahora,  el “pobre capullo”? ¿Eh?

Abrió la ventana y lo dejó caer todo. El jersey -rosa -cursi que tenía la mancha de lejía (culpa de él), planeó graciosamente hasta caer en la cabeza de una mujer que pasaba por allí.

-.Tenga cuidado, oiga! – Gritó alzando la cabeza- Al final, vamos a tener un disgusto. ¡Qué hace tirando las cosas por la ventana, hombre!– Se quedó mirando el jersey -rosa –cursi y con disimulo, se lo guardó en el bolso.

Cuando llegó la ambulancia, ya no quedaba nada en el salón, ni en la cocina, ni en el dormitorio.

Lo cogieron entre dos enfermeros. Tenía la adrenalina por los cielos y era incapaz de generar más sonido que un extraño hipido…Había entrado en estado de shock eufórico…Cuando se le pasara, les diría que le había tocado la Lotería. Más de cien millones de euros. Por la mañana, había ingresado el dinero en el banco. Después, al llegar a casa, la  había tirado toda por la ventana…

Dali_05

Figura en la ventana. Salvador Dalí, 1925. Una ventana magistral.

Tirar la casa por la ventana

Curiosamente, si esto hubiera ocurrido allá por el año 1763 en España, nadie hubiera llamado a los servicios de emergencia. Al pasar por esa calle, hubiesen sabido que aquel tipo le había tocado la Lotería Nacional. Los favorecidos por la suerte,  tomaron la costumbre de tirar por la ventana todos sus viejos enseres: ropa, muebles, libros, adornos. Se hacía para marcar el comienzo de una nueva vida, en la que no quedaban rastros de la anterior. La pobreza se descartaba y dejaba paso a un período de prosperidad.

En lugares como Nápoles, Sicilia y Calabria, se sigue manteniendo esta costumbre durante la noche de fin de año. Se cree que al arrojar objetos como platos, vasos o muebles en desuso, se liberan de todo lo malo que les pudo suceder en el año que termina. Es por eso que en los sitios donde se lleva a cabo esta práctica, deben vaciar las calles previamente y establecer un horario fijo para arrojar los muebles, sobre todo para que los  transeúntes sepan en que momento salir de sus casas, sin temor a ser alcanzados por un sofá o un candelabro. Estáis avisados.

ventanaideal

17 pensamientos en “Va de ventanas…

    • Es la historia de siempre…
      Yo, en Barcelona, soñando con paisajes nevados y tú…sacando el coche a pie de carretera para no quedar aislada…Procede un cambio, no? ;-)
      Besazo.

  1. El ventanal ….miraba yo mis ventanas ..con sus cristales salpicados de restos de lluvia…un día de estos tendré que sacarlos brillo….vuelvo a mirar el ventanal….decididamente me quedo con mis ventanas…
    Según leía tu historia recorde a un antiguo vecino que cuando éramos unos crios no se le ocurrió otra cosa que según se estaba duchando sacó el aparatito de la ducha por la ventana……precisamente pasaba mi madre y del brazo llevaba un traje recién recogido de la tintorería….aún hoy oigo el guirigay que se formó jijijij
    Besos con alas que se cuelan por tu ventana

  2. ¿ Y por qué no hacemos una lista de indeseables y los vamos desfenestrando ? Por lo de renovar lo viejo, digo. No conocía la tradición esa de la lotería. Lo que sí tenía en mente era lo que caía a la calle al grito de ¡Agua va!

    • Defenestrar, me gusta.En catalán, casi tiene sentido porque ” ventana” es ” finestra” así que los podemos definestrar.Se me ocurren tantos nombres que tendríamos que organizar la cola, con un aparatito de números de turno…;-)
      Abrazos, Cerán
      NB : He visto que estás en The Last Bee! Ya tengo ganas de leer tu parte.;-)

  3. Pues es curioso pero desconocía yo el origen de “lanzar la casa por la ventana” :) y mira que me gustan esas cosas, pero nada, ni siquiera me había dado por pensar que la frase tenía n origen histórico.

    Asus pies querida.

  4. Yo tampoco lo sabía, oye, ¡cuánto se aprende en este blog!
    Me encanta ese cuadro de Dalí y eso que no es uno de mis prefes.

    Yo viví de pequeña algo parecido a lo que has escrito, pero en vivo y en directo:
    Un matrimonio mayor vecinos de mi madre, tuvieron una bronca de las gordas porque la mujer se enteró de que el marido le engañaba y no le dijo esta boca es mía… esperó que llegara a la casa y sin una sola mirada, empezó a tirar por la ventana todo lo que según ella pertenecía al marido, la televisión fue lo primero, después ropa, zapatos, herramientas y un sinfin de enseres del hombre.
    Por lo que pude saber con los años, la vida de los dos cambió drásticamente y justamente para mejor, fuera lo viejo, dentro lo nuevo. Así que intentaré buscar algo para tirar por la ventana.

    Besos apretaos, siento haberme extendido.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s