Un cuadro para una pared roja y un robo fallido.

Hay un tipo de “arte” que se aleja del romanticismo semiótico. Viene a ser eso de dotar a una obra de una interpretación (casi metafísica) de la intención del autor. Hay ocasiones en las que lo hace el propio autor. Te explica que ese gran fondo rojo, es una expresión de la pasión dramática. Y que el cuadrado central en amarillo y oro, es el núcleo de esa pasión, de un color brillante, que inflama el cuadro. Es el amor, que todo lo ilumina. Por eso, se delimita en dorado…

Si esta interpretación la hace un gran crítico o un “gran” mecenas, puede hacer que un cuadro , aumente su valor  tanto económica como “conceptualmente” : es Arte.

El arte más opuesto a este polo es el “arte decorativo”. Su función única y exclusiva es decorar y armonizar con un espacio. Punto. Ni pasión dramática, ni brillante amor… Toda la intención se concentra en una petición concreta: para decorar una pared roja.

Así que este cuadro fue pintado con el fondo de idéntico color rojo que la pared ( es pintura plástica) para que al colgarlo, se fundiera con el entorno y …lo iluminara ( y si alguien quiere ver todo eso de la expresión dramática, a mí ya me está bien. ; – )

trocito

El cuadro ( que su única misión en la vida era estar en ese fondo rojo) ahora está conviviendo con una pared blanca, al lado de un coco…

Es la mitad de un coco.

Una de sus caras, está pintada de rojo y tiene escrita la onomatopeya “SShhh”. La otra cara, está decorada, al natural. Este coco, estaba colgado en la puerta de un hotel , en una playa maravillosa del Caribe. Era su particular “Don’t Disturb”…

coco

Me prendé de él al instante… Y cuando se acercaba el fin de mis días en ese hotel, mi mente fue ideando un plan de robo y sustracción del coco del SShhh.

Sí. Habéis leído bien: robo. La idea principal era obtener “otro”, esconderlo en la maleta y dejar el de mi puerta, bien a la vista. Colgadito en su sitio…

Me intentaron disuadir de la idea pero yo tenía lo del coco entre ceja y ceja. Y no cualquier coco ( se podían comprar otros cocos , bellamente tallados, en los pueblos cercanos)…Yo quería e-s-e  c-o-c-o.

cocotrasero

Una tarde, vi uno colgado en la puerta de una pareja de Texas que estaba de luna de miel. Era fácil y limpio. No había nadie cerca… Me acerqué. El corazón me iba a mil. Extendí la mano y…me fui a Recepción , con paso decidido, casi corriendo, a buscar a la simpática Teresa…

La chica era nuestro “contacto” en el Hotel ,  la que nos informaba de las actividades y la que impartía clases de yoga en la playa…A esas clases tuve el placer de asistir, sin haber hecho yoga en mi vida, lo que hizo que se fijara en mí …

Le dije a Teresa que me quería llevar el coco del SShhh para Barcelona.

Le ofrecí comprarlo. Ella, sonriendo, me hizo un gesto de negación con la mano. Me dijo que muchos huéspedes se los llevaban sin pedir permiso. Me habló de una clienta que se había llevado el DVD y la cafetera de filtro que había en la habitación… ¿?

El día de mi partida, el día del robo fallido, me obsequiaron con el coco, un precioso capazo de yute y un CD con música local…

Y ahora está en casa, al lado del cuadro que era para una pared roja…

cuadrorojo

20 pensamientos en “Un cuadro para una pared roja y un robo fallido.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s