El Grinch de las felicitaciones de empresa.

LLevo un par de semanas , recibiendo las típicas y tópicas postales de navidad “empresariales”.  Creo que me he hecho una contractura de tanto abrir sobres y, despues, lanzarlos al contenedor de reciclado de papel… Hace ya unos años que dejamos de colgarlas en la oficina…Tanto por la invasión como por el momento de sacarlas ( en las que nadie se presentaba voluntario, ya olvidado el espíritu navideño de marras).

Yo, abro las felicitaciones. Hay departamentos que se limitan a realizar el lanzamiento del sobre, tal y como viene. Menos las dos o tres que te generan curiosidad, porque cada año intentan ser más originales que el anterior, el resto son postales de las llamadas caritativas : Unicef ( The King), Medicos Mundi, Médicos sin fronteras, Oxfam, etc, etc…

La sobredosis es brutal. Proveedores y clientes habituales y…otras muchas empresas que aprovechan la ocasión para presentarte productos y servicios.

¿Y qué me dices de los calendarios plegables? ¿O de los calendarios de pared?. De estos, podríamos contabilizar otros tantos.

Supongo que las empresas simplemente hacen lo que es políticamente correcto hacer.  También reciben las suyas y saben, positivamente, lo que la mayoría hacemos con ese papel…Aun así, se siguen enviando tropecientos mil objetos postales. Leo el dato del año pasado, 500 millones de cosas (postales y paquetes) que repartió correos en el mes de Diciembre ( lo que supone derroche de papel, energía y/o combustible). Seguimos arraigados en la rutina aun teniendo formatos totalmente ecológicos como el e-mail. Supongo que evolucionaremos y llegará un momento, que de lo que me quejaré es de los cientos de Christmas que bloquean mi Bandeja de Entrada ( que , si lo pienso, ya es un número consistente, ya que muchos duplican y la envían por mail y papel, no vaya a ser que no te enteres…).

Me gusta la Navidad y su parafernalia pero esto, lo de las postales a destajo, me incomoda cada año. Me sabe mal. Preferiría que donaran el dinero de las felicitaciones y dejaran de enviar esos Christmas-en-serie.

No querría desilusionar a todas esas personas que firman la postal o la tarjeta de visita adjunta y tampoco me gustaría ser El Grinch de las postales de navidad empresariales pero es que, además, la mayoría son cursis y sosas.

Definitivamente, en este tema en particular, me siento Grinch.

3 pensamientos en “El Grinch de las felicitaciones de empresa.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .